HEADER MARKUPS

 
 

Noticias  »  Arte y Cultura »  Museos

 Museo de José Alfredo Jiménez es patrimonio cultural
07 de septiembre de 2008 17:05

Comentarios
 
Mausoleo de José alfredo Jiménez

Mausoleo de José alfredo Jiménez
Foto: Clasos

DOLORES HIDALGO, guanajuato. La Casa-Museo José Alfredo Jiménez, es considerada un patrimonio cultural mexicano, manifestó la hija del compositor, Paloma Jiménez Gálvez, además es un recinto que plasma la vida y obra del guanajuatense.

El espacio cuenta con nueve estancias; sala de usos múltiples, dos patios, oficinas, bodegas, cafetería, tienda y servicios, que fueron bautizados con el título o frase de uno de los temas del cantante, quien falleció el 23 de noviembre de 1973.

"Ese pueblo de Dolores", es la primera frase y sala dedicada a su tierra; sigue "15 de septiembre", que narra el nacimiento e infancia de José Alfredo, así como el traslado de la familia a la Ciudad de México tras la muerte del padre.

Es una sala introductoria que da inicio a una narración museográfica, expresó su hija.

"Cuatro caminos" muestra la historia del compositor, quien dejó sus estudios por cuestiones económicas y trabajo como mesero, portero de los equipos de futbol, Oviedo y Marte; así como en la formación del cuarteto "José Alfredo y los rebeldes".

El tercer salón se llama "Que suerte la mía", con sus primeras presentaciones en las estaciones de radio XEX y la XEW en 1947, así como las primeras grabaciones de sus canciones que se convirtieron en éxitos en 1951, para obtener el nombramiento de "compositor del Año".

"Paloma querida" es el titulo de la cuarta sala, con el romance y matrimonio entre José Alfredo y Paloma Gálvez, seguido por un cancionero interactivo, con módulos de consulta que presentan su extensa producción musical, interpretadas por él, así como otras cantantes.

"El Rey" da el nombre a la sexta sala, en la cual se muestran los triunfos del compositor a lo largo de dos décadas, en las que compuso más de 300 canciones y graba decenas de discos.

"Estoy en el rincón de una cantina", sala siete, muestra los excesos y tentaciones del medio artístico, entre el sedentarismo y la disipación, la bohemia, el amor sin limites y la entrega sin esperanzas.

La penúltima estancia, "La vida no vale nada", relata la prematura muerte de uno de los mejores compositores que ha tenido México, así como su última presentación de público en el programa "Siempre en domingo", en el cual parece anticipar su final y despedirse del público.

Para finalizar el recorrido, "Olvídate de todo menos de mi", se aprecia la vigencia y actualidad de sus canciones en el gusto popular, temas que forman parte del repertorio de música ranchera, adaptadas e interpretadas por diversos cantantes.

La Casa-Museo fue diseñada para ofrecer los servicios necesarios y ser un centro cultural, pues cuenta también con una sala de usos múltiples, patio y huerta, como espacios abiertos a la cultura y realizar exposiciones temporales, ciclos de cine, conferencias, programas musicales y presentaciones de libros, entre otros.

El servicio de cafetería fue instalado en el comedor original de la casa y en el patio trasero o huerta de los naranjos y limoneros, para aprovechar la sombra y tomar una bebida o comer alguna refrigerio sencillo pero de buena calidad, agregó Paloma Jiménez.

En la tienda, que hace años fue la botica, se venderán discos, libros y DVD de música mexicana, así como recuerdos y objetos temáticos, como joyería, corbatas, mascadas y artículos con motivos del museo o relacionados con José Alfredo Jiménez.


Notimex - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.