HEADER MARKUPS

 
 

vida y estilo  »  Turismo »  Arqueológico

 El Cerrito, nuevo atractivo en Querétaro
11 de agosto de 2008 15:47

Comentarios
 
El Cerrito, nuevo atractivo en Querétaro

El Cerrito, nuevo atractivo en Querétaro
Foto: Secretaría de Turismo de Querétaro

La zona arqueológica El Cerrito, localizada en el municipio de Corregidora, a 10 minutos del Centro Histórico, contará con una inversión de 23 millones de pesos por parte de los gobiernos municipal, estatal y federal para sus restauración.

Solamente en éste año, la Secretaría de Turismo del Estado de Querétaro ha considerado un presupuesto de 3.5 millones de pesos para la ampliación del área de atención al turista y para la iluminación de la pirámide El Cerrito, cuya primera etapa fue inaugurada en marzo de éste mismo año.

La afluencia de visitantes a esta pirámide, cuyas dimensiones se asemejan a las de la pirámide de La Luna en Teotihuacan, genera y promueve el recorrido hacia otros sitios del municipio de Corregidora y del estado.

En el primer semestre de este año se han recibido a más de 18 mil visitantes, y solamente en el período vacacional de Semana Santa se registró la asistencia de cerca de nueve mil personas.

La pirámide es conocida así porque formó parte de la hacienda El Cerrito y porque durante dos siglos de abandono la vegetación creció sobre la estructura, dando la apariencia de un pequeño cerro.

La zona arqueológica El Cerrito fue un importante centro ceremonial de filiación tolteca y fue ocupado posteriormente por otras civilizaciones como la chichimeca. Después de la llegada de los españoles, esta zona se convirtió en el santuario de la milagrosa Virgen de El Pueblito, albergándola durante poco más de un siglo.

Una peculiaridad de El Cerrito es 'El Fortín'; un monumento histórico del siglo XIX que remata su basamento piramidal construido en 1876 con un concepto arquitectónico curioso: planta de tipo militar con puertas y ventanas neogóticas.


Terra

Terra - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.