HEADER MARKUPS

 
 

Noticias » Noticias » México

 Desnutridos 18% de niños mexicanos
09 de abril de 2007 13:06

Comentarios
 
Niños de la calle en México

Niños de la calle en México
Foto: AP

 
Encuesta

¿Conoces gente que viva en la extrema pobreza?

Votar
 

México.- El 18 por ciento de los niños mexicanos está desnutrido y ese dato "es una tragedia, aunque este país está mucho mejor que otros de la zona", dijo hoy el director del Programa Mundial de Alimentos de la ONU, James Morris.

Morris, quien inició hoy una visita de tres días a México, agregó en rueda de prensa que el organismo proporciona ayuda alimentaria a 1,2 millones de niños centroamericanos porque "no tienen oportunidad de aprender si tienen hambre".

"México hace cosas extraordinarias en la dirección correcta, como por ejemplo, el programa Oportunidades, que proporciona ayuda oficial a 4,5 millones de familias" y la meta de reducir en un 50 por ciento el hambre para 2015 "es un compromiso enorme", agregó.

El Programa de la ONU proporciona alimentación para 110 millones de personas en más de 80 países, entre ellos 11 millones en América Latina y el Caribe, de los cuales 4,5 millones son niños.

Gran parte de esa ayuda se destina a Colombia, "donde hay mucho interés por la enorme cantidad de gente desplazada".

"El mundo tiene que aprender de México", insistió el funcionario, "donde el 100 por ciento de los niños van a la escuela, es un logro increíble y tenemos que tratar de aprender cómo lo han hecho".

Morris estimó que en el mundo hay 800 millones de personas con hambre, de las cuales 300 millones son niños, y aseguró que en los últimos diez años, China fue el país que más avanzó en la lucha contra la falta de alimentos.

Según sus cálculos, harían falta entre 12.000 y 14.000 millones de dólares para proporcionar alimentos a los hambrientos, aunque "no hay mejor inversión que se pueda hacer en el mundo".

Afirmó que a la reducción de la producción agrícola y de inversiones de Gobierno y particulares en la agricultura, se sumaron los conflictos bélicos y religiosos, que han agravado la situación alimentaria.

La disminución de niños mexicanos desnutridos depende, según Morris, de la extensión geográfica de los programas, para que llegue a los lugares más apartados.