Terra > Memoria2010 >

Rebeldes y Posrevolución: Saturnino Cedillo
Rebeca Monroy Nasr

'Tengo informaciones fidedignas de que las tropas federales han sido concentradas en el estado y que me atacarán de un momento a otro. Firmemente declaro quque estoy listo para rechazar las agresiones por medio de las armas; pero quiero declarar que no seré responsable ante el pueblo ni ante la historia de la sangre derramada'.

Saturnino Cedillo a Graham Greene para el periódico The Times, de Londres, 8 de enero de 1939.

 

Memoria 20/10

Terra © Derechos Reservados

Otros Artículos


El cisma del primer imperio

El cisma del primer imperio

El periodo comprendido entre la consumación de la independencia y la caída del Imperio mexicano es uno de los más interesantes y poco conocidos de la historia nacional. Pero ¿cómo logró Agustín de Iturbide, líder del Ejército Trigarante, poner un punto final a los enfrentamientos entre los realistas y los insurgentes, propiciando la consumación de la causa independentista?


ver más [+]

Rebeca Monroy Nasr


Las imágenes fotográficas son un valioso complemento de la información sobre los acontecimientos, pues brindan la posibilidad de reconstruir las circunstancias que rodearon un hecho histórico, social y político a partir de diferentes perspectivas y relatos para dar al documento textual una forma de representación testimonial que corrobora lo consignado en la fuente escrita o es ajena a ello.

Las imágenes reflejan una parte de la Historia –así con mayúsculas– y de otras historias; para conocerla es preciso interpretarlas adecuadamente y rebasar el momento de una primera lectura, superficial e informativa, para relacionarlas con las fuentes escritas y, en su caso, también con las orales. El tejido que elaboremos nos acercará a la construcción
de un discurso histórico con mayores elementos e indudablemente más veraz, o por lo menos más verosímil.1 Todos estos vestigios del pasado, como los llama Peter Burke, nos aproximan a una visión más compleja de los acontecimientos, y en muchas ocasiones las fotografías brindan elementos que otras fuentes no pueden aportar, como observa el investigador Boris Kossoy:

El testimonio, que es el registro fotográfico
del dato exterior, es obtenido-elaborado
según la mediación creativa del fotógrafo.
Por eso, el testimonio y la creación son los
componentes de un binomio indivisible
que caracteriza los contenidos de las imágenes
fotográficas. Cualquiera sea el asunto
registrado en la fotografía, ésta también
documentará la visión del mundo del fotógrafo.
La fotografía es, entonces, un doble
testimonio: por aquello que ella nos muestra
de la escena pasada, irreversible, allí
congelada fragmentariamente; y por aquello
que nos informa acerca de su autor.2


Un caso en que se confirman la importancia del registro fotográfico y el impacto social de las evidencias que presenta es el de un caudillo vencido, el general Saturnino Cedillo, quien se levantara en armas contra el régimen de Lázaro Cárdenas el 18 de junio de 1938.

A 70 años de ese acontecimiento es factible analizarlo a partir de la historia gráfica, reconstruyendo con las fuentes hemerográficas y los productos visuales del momento los múltiples matices ideológicos de la época y las fuertes asonadas político sociales tan frecuentes en algunos capítulos sustanciales de nuestra vida nacional: aquellos que no han llegado siquiera a las páginas de la historia oficial.

Las imágenes que reflejan el dramatismo de tales sucesos permanecen en un olvido conveniente, desconocidas por casi todos, al igual que tantas otras historias. Éste es el momento
justo en que debemos rescatarlas para exponerlas a la luz de nuevas visiones, historias, análisis y procedimientos que nos llevarán a comprender lo que fuimos y que con suerte, si creemos en la historia y nos atenemos a sus enseñanzas, tal vez... no volveremos a ser.

El relato visual de la rebelión


San Luis Potosí fue el escenario que durante unos cuantos meses dio cobijo al encuentro físico e ideológico de dos contrincantes que en un tiempo fueron colegas, colaboradores y generales de gran prestigio. Saturnino Cedillo, revolucionario agrarista, luchó al lado del general Lázaro Cárdenas por desbancar a los callistas y lograr que éste llegara al poder.

La historia de Saturnino Cedillo es la de aquellos caudillos que se levantaron en armas contra el régimen de Porfirio Díaz, optaron por un casi maderismo, y después transitaron a un claro antihuertismo. Cedillo pasó a formar parte del villismo y figuró entre los convencionistas que estuvieron en desacuerdo con el general Venustiano Carranza. Fue un jefe agrario activo en 1918, y en los años veinte De la Huerta lo autorizó para que formara colonias agrícolas y repartiera la tierra entre los veteranos campesinos que apoyaron la Revolución de 1910. Con ello afianzó su poder en su estado natal, y la población quedó muy complacida cuando entre 1920 y 1930 fungió como gobernador. Dudley Ankerson comenta: ''Las características de su régimen, por ende, correspondían a las de un patriarca de pueblo: conservadurismo social, respeto por las obligaciones del parentesco y lealtad personal''.3

Al subir Cárdenas al poder designó a Cedillo, uno de sus hombres de confianza, para cubrir la Secretaría de Agricultura, una función fundamental si recordamos que la vida del campo era uno de los elementos más importantes de la Revolución y una de las deudas no saldadas 14 años después de que terminara la revuelta armada. Para Cárdenas el nombramiento era estratégico, como reconoció en su diario en 1935: ''Y en caso de que siguiera el general Cedillo oponiéndose al gobierno lo pondré en una secretaría. Me interesa más mantener al país sin el menor
disturbio, para llevar adelante el plan económico a favor de los trabajadores, que realizar una campaña militar''.4 La permanencia en el cargo le duró tan sólo 14 meses, ya que el alumnado de la Escuela de Agricultura Chapingo estalló una huelga en contra del director que había nombrado el mismo Cedillo. Ante el embate de los alumnos y la amenaza de huelga, éste pidió la anuencia de Cárdenas para intervenir, y la respuesta del presidente no se hizo esperar: lo despidió del puesto.

Por otra parte, en marzo de ese año de 1938 la expropiación petrolera había concitado la oposición al predominio de los intereses extranjeros: de los estadounidenses, los ingleses y los alemanes entre otros, que como se sabe habían sido afectados directamente por Cárdenas cuando devolvió a la nación mexicana esa parte sustancial de sus recursos na-

página  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 »


Banco de Imágenes

La Revolución en la Ciudad de México 190...

Fotografías

   
Publicidad