HEADER MARKUPS

 
 

Noticias » Noticias » México

 Rinden declaración asesinos de Braulio
04 de abril de 2007 08:52

Comentarios
 
Darán a conocer resultados de niño calcinado

Familias mexicanas se unen al profundo dolor de los padres del pequeño Braulio.
Foto: Reforma

Tlalnepantla, México.- La juez primera con sede en el penal de Barrientos, Virginia Valdés Chávez, informó que durante el careo que se practicó a Miguel Salazar y Juan José Avila, presuntos homicidas y secuestradores de Braulio Suárez sólo reconocieron el plagio.

En conferencia de prensa, señaló que este miércoles ante los defensores de oficio, ambos sujetos ampliaron su declaración y fueron sometidos a un careo, en el que aclararon algunas de las contradicciones en que habían incurrido, sin precisar cuales.

Expuso que la ampliación de la declaración preparatoria será sometida a análisis, aunque aclaró que "sólo se tiene de plazo hasta el viernes para que se determine su situación jurídica", por el secuestro y homicidio de Braulio Suárez Peredo, de ocho meses de edad.

Tras las rejillas de prácticas, vestidos con el uniforme azul del penal, los sujetos relataron durante dos horas la forma en que actuaron para realizar el plagio del menor, se inculparon mutuamente de la muerte de Braulio y discutieron sobre la responsabilidad.

A la audiencia asistieron Petra Alvarez y Gabriel Avila, madre y hermano de Juan José Avila respectivamente, así como el defensor de oficio quien confió que su representado no mató a Braulio, "toda vez que los argumentos señalan que fue el enfermero de la familia".

Explicó que de acuerdo con la versión de Juan José Avila, Miguel Salazar sacó al niño de la carreola en que se encontraba, entró con él a una recámara, escuchó algunos golpes, y después el enfermero salió y entregó la maleta a Juan José.

Miguel Salazar es procesado por lo delitos de delincuencia organizada, falso testimonio, robo de infante, robo agravado y homicidio calificado, al igual que Juan José Avila, con excepción de falso testimonio, aunque se le podría agregar el delito de falta de respeto a los muertos.

DISTRITO FEDERAL, México.- Miguel Salazar, uno de los dos asesinos confesos del niño Braulio Suárez Peredo, podría ser responsable de otros tres asesinatos ocurridos el pasado 8 de agosto, afirmó Pedro Irigoyen Reyes en entrevista televisiva.

"Tengo la certeza de que este individuo es el asesino de mis hermanos", declaró Irigoyen, tras destacar las similitudes entre el caso del bebé secuestrado y asesinado la semana antepasada en Tlalnepantla y el homicidio de sus hermanos Margarita y Antonio junto con una empleada doméstica.

Explicó que, como ocurrió con la familia de Braulio, Salazar fue contratado para atender a su hermano, quien estaba postrado en una silla de ruedas, y se ganó la confianza de todos por su buen desempeño; hasta el día en que ocurrió el incendio, un sábado en el que el enfermero se retiró a sus actividades personales.

Según Irigoyen, Salazar regresó a la casa de sus hermanos el 10 de agosto, dos días después de ocurrido el incendio, fingiendo desconocer la tragedia. Sin embargo, huyó y jamás dio declaración ante las autoridades para aclarar lo que un principio se consideró un accidente.

Salazar habría ingresado a trabajar con la familia Suárez Peredo el 11 de agosto y, según Irigoyen, tartó de ocultar su identidad ante los medios durante los días que siguieron al secuestro de Braulio, para no ser vinculado con el incendio en casa de su familia.

El Ministerio Público podría solicitar la exhumación de los cuerpos de los hermanos Antonio y Margarita Irigoyen Reyes, para determinar las causas de su muerte, en la que podría estar involucrado Miguel Salazar Martínez, uno de los asesinos confesos del menor Braulio Suárez Peredo.

El Delegado de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) en Benito Juárez, Francisco Rivera Cambas, informó este martes que por el momento se revisan exhaustivamente los estudios periciales del incendio ocurrido el 8 de agosto y en el que fallecieron los hermanos Irigoyen y una empleada doméstica.

Rivera comentó que hasta el momento los familiares de las víctimas no han logrado acreditar el delito de robo como móvil del incendio ni tampoco se han encontrado evidencias del mismo en inspecciones realizadas al inmueble.

El caso Irigoyen resurgió al comprobarse que Salazar Martínez, detenido por el secuestro y homicidio de Braulio, ocurrido cuando trabajaba con la familia Suárez Peredo como enfermero, también estuvo al cuidado de Antonio Irigoyen, quien requería cuidados especiales al estar postrado en una silla de ruedas.


ESTADO DE MÉXICO.- Para cuidar la integridad física de los asesinos del menor Braulio Suárez Peredo, sus asesinos Miguel Salazar y Juan José Avila Alvarado, fueron trasladados de la cárcel de Barrientos en Tlalnepantla al penal de Neza desde el pasado 20 de noviembre, confirmó la Dirección de Readaptación Social de la entidad.

Informó que luego de las amenazas que recibieron los asesinos desde su llegada a Barrientos, decidieron su traslado a un sitio más seguro, por lo que eligieron el de Neza, ya que cuenta con un equipo de observación criminológica que lo convierte en un centro de alta seguridad, similar a Almoloyita.

"Se corrió el rumor de que si llegaban estas personas las iban a linchar. Tenemos la obligación de cuidar la integridad de los individuos para que estén en condiciones de responderle a la sociedad por los delitos que cometieron", comentó el director del Centro de Readaptación, Andrés de Jesús Jiménez Arriaga.

Destacó que el Estado de México cuenta con la infraestructura necesaria para recluir a delincuentes de esta índole, ya sea en el penal de Neza o en Almoloyita, ya que, además, en el penal de Barrientos existen mil 400 reos cuando su capacidad es para 800.

La Dirección de Readaptación Social, informó que cada vez que los inculpados tengan audiencia, serán trasladados a Tlanepantla, al Juzgado Primero de lo Penal para que enfrenten el proceso que se les sigue por robo de infante, delincuencia organizada y homicidio calificado, entre otros.

ESTADO DE MÉXICO, México.- Miguel Salazar Martínez y Juan José Ávila, secuestradores y asesinos confesos del bebé Braulio Suárez Peredo, cuyo caso conmovió a todo México, fueron presentados este mediodía ante el Juzgado Primero Penal con sede en el Penal de Barrientos, por los delitos de robo de infante, robo a casa habitación, delincuencia organizada y homicidio.

El director de Averiguaciones Previas de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJE), Luis Ignacio Lujano Rivera que ambos detenidos ingresaron al penal de Barrientos a las 12:00 horas y se espera que entre las 15:00 y 16:00 horas rindan su declaración preparatoria.

El funcionario de PGJE adelantó que en las próximas horas, la Dirección de Prevención y Readaptación Social del estado realizará los exámenes médicos y psicológicos, a efecto de determinar la peligrosidad de ambas personas.

Lujano Rivera puntualizó que de dichos exámenes se derivará si Miguel Salazar Martínez, de 29 años de edad, y Juan José Ávila Alvarado, son trasladados a otro penal estatal o bien se formaliza la petición para trasladarlos a un penal de máxima seguridad, en este caso, el de Almoloya de Juárez.

Inician tabajos para construir parque del recuerdo

DISTRITO FEDERAL, México.- El predio marcado con el número 963 de Francisco del Paso y Troncoso de la colonia Los Reyes Iztacalco, donde fue encontrado el cadáver de Braulio, el menor de siete meses que fue secuestrado y asesinado, fue desalojado esta mañana por personal de la Delegación Iztacalco, quienes llegaron al lugar para limpiar y tirar la barda que lo rodeaba.

El terreno actualmente está desocupado y en el operativo, al que llegaron trascabos y camiones de volteo, también se presentaron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública.

Según Alberto Jurado Frías, aseguró que la dueña del predio es su Tía, quien responde al nombre de Amalia Jurado Ramírez de 64 años, y agregó que tiene todos los documentos en orden.

El entrevistado indicó que no le hicieron llegar ninguna notificación y que sólo verbalmente les informaron que en ese lugar la Delegación pretende hacer un parque.

México, DF.- Los asesinos del niño Braulio, Juan José Dávila Alvarado y Miguel Angel Salazar Martínez, llegaron al penal de Barrientos, en Tlanepantla donde se les iniciará, a partir de hoy, proceso penal. La juez Virginia Valdes, será la encargada de seguir el proceso en el que se destacan penas por los delitos de asociación delictuosa, robo de casa-habitación, homicidio calificado, robo de intante, secuestro, entre otros delitos.

Trascendió que los asesinos ocuparán diferentes celdas y en donde presuntamente podrían pasar hasta 40 años de prisión.

En tanto, a la rejilla de prácticas, previo a la presentación de los dos individuos, la señora Petra Alvarado, madre de Juan José Avila, indicó que su hijo es inocente y pidió clemencia para él hasta que se sepa la verdad del caso.

Insistió que su hijo es inocente y que se echó la culpa porque está encubriendo a otra persona, por lo que espera que las autoridades esclarezcan completamente los hechos.

Excélsior (19-11-1999) Tlanepantla, México.- 'Que Dios los perdone', dijeron los destrozados padres de Braulio, Enrique Suárez Peredo y Adriana Martínez, cuando el pequeño féretro blanco descendía al seno de la tierra.

Cientos de personas que los acompañaron y que llevaban consigo flores blancas, no pudieron ocultar las lágrimas ante la tragédia por la muerte del bebé, y mientras musitaban una oración, se condolían de los padres y exigían justicia por este crimen.

Eran las 12 horas cuando el servicio fúnebre llegó hasta el panteón Jardines del Recuerdo, donde decenas de mujeres y niños del pueblo, esperaban el cuerpo del bebé trayendo consigo flores blancas. Conmovidos todos compartían así la pena de los padres de Braulio.

El cortejo fúnebre que salió a las 11 horas del velatorio Jardines del Tiempo, de la colonia Roma, en el Distrito Federal, donde se veló anoche el pequeño Braulio, cruzó parte de la ciudad para dirigirse hasta Tlalnepantla y ante el paso del cortejo la gente musitaba una oración, se condolía de los padres, pero también exigían justicia.

En el el área Jardín de la Paz, lugar donde descansaran los restos del bebé Braulio, los padres de este destrozados alcanzaron a musitar 'que Dios los perdone'.

Las lágrimas los ahogaron, la pena de haber sufrido la pérdida de su niño, el dolor de saber las condicones en las cuales murió, se reflejaba en sus rostros. Desde las 10 horas en las afueras del panteón se vieron a mujeres y niños, nadie se identificó como familiares de Braulio, 'somos gente del pueblo y sufrimos junto con la Familia Suárez Peredo Martínez por la muerte del niño'', decían.

Entre la indignación de las gentes presentes casi a gritos pedían "que se aplique la pena de muerte a esos chacales". "Haganlos sufrir al igual que lo hicieron con Braulio". Exígimos, pedimos, decían, "la pena de muerte para éstos y otros asesinos que han lesionado a nuestra sociedad".


México.- Los padres del bebé asesinado, Braulio Suárez Peredo, pidieron que la muerte de su hijo impulse una mejora social para hacer un méxico donde nadie tenga miedo de ser víctima de los delitos. En un comunicado, leído por Virginia Suárez Peredo, tía del infante, señaló que esta tragedia debe ser un llamado a la sociedad para no perder este sentimiento de unión y amor que impulse a mejorar la convivencia entre la ciudadanía.

"La pérdida de nuestro hijo Braulio es el dolor más terrible de toda nuestra vida. La forma en que nos arrebataron nuestro futuro y nos dejaron a merced del terror es casi igual al apoyo y las muestras de solidaridad de toda la sociedad y el amor que nos han transmitido", señaló el matrimonio Suárez Peredo. En una capilla de la colonia Roma, los familiares del infante asesinado agregaron que las autoridades tienen en sus manos convertir "nuestro dolor en un bien a la sociedad, para que sus hijos no tengan miedo de salir, y para que nosotros estemos tranquilos".

"Nuestro amado Braulio está en nuestros corazones y eso nadie nos los podrá arrebatar nunca, pero necesitamos saber que la angustia que sufrimos y el amor que nos dieron todos ustedes no ha sido en vano, necesitamos saber que esta fuerza va a llevarnos a algo bueno". Los padres del bebé agradecieron a los medios de información por el apoyo otorgado para localizar al infante, pero exhortaron a que ésto no se olvide con el propósito de evitar otra tragedia similar.
Los familiares de la víctima informaron que este viernes 19 de noviembre se inhumará el pequeño cuerpo de Braulio Suárez peredo en un cementerio del municipio de Tlalnepantla en el Estado de México. Por su parte, la dirección general de servicios periciales de la PGJDF confirmó luego de diferentes estudios se determinó que la identidad del cadáver hallado en un predio ubicado en delegación Iztacalco corresponde al menor Braulio Suárez Peredo Martínez. La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal detalló que se practicó un estudio de grupo sanguíneo al cadáver del menor, resultando "A" RH positivo, que de acuerdo a lo que refirieron los padres del niño Braulio, es el mismo que el de su hijo.

En relación a la patología forense, dio a conocer que se determinó que el examen microcomparativo determinó que existen correspondencias entre los elementos filamentosos recolectados de la cabeza del cadáver con los localizados en la habitación de Braulio. La dependencia capitalina señaló en un comunicado que esa prueba determina la identidad del cadáver de la averiguación previa 18/981/99-11 con la del menor Braulio Suárez Peredo Martínez.

México.-El Servicio Médico Forense (Semefo) entregó esta tarde el cuerpo del menor Braulio Suárez Peredo a dos de sus familiares, una vez que "fue plenamente identificado el cadáver del infante".

Los restos del pequeño -quien fue secuestrado y luego asesinado por sus captores- salieron del semefo cerca de las 13:15 horas en una camioneta panel blanca con destino a unas capillas de velación ubicadas en la colonia Roma.

José Ramón Fernández Cáceres, director del Semefo, informó que Jorge Francisco Suárez Peredo Larios y Emilio Larios García, tíos del menor asesinado, identificaron el cuerpo y lo recibieron.

Según Fernández Cáceres, la identificación técnica del cadáver de Braulio se realizó a través de la superposición fotográfica, contraposición de la huella dactilar del pulgar derecho con el registro del acta de nacimiento y, finalmente, la comparación de cabellos encontrados en el cuerpo y en la casa de la víctima.

En entrevista, el funcionario indicó que aún con concluyen los estudios toxicológicos para determinar si los presuntos responsables le suministraron droga o medicamentos al menor, o bien, si padecía alguna enfermedad, aunque reiteró que fue asesinado a golpes en la cabeza.

De igual forma, informó que la dirección general de servicios periciales de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal realiza los exámenes de ácido desoxirribonucleico (ADN) para establecer la identificación genética del pequeño.

Por otra parte, trascendió que Miguel Salazar Martínez y Juan José Avila Alvarado, autores materiales e intelectuales del homicidio del menor, serán consignados y trasladados en las próximas horas al penal de barrientos en Tlalnepantla, Estado de México, acusados de los delitos de robo de infante, robo a casa-habitación y asociación delictuosa.

Por su parte, la procuraduría de justicia capitalina les fincará responsabilidad por el delito de homicidio calificado agravado, ya que el cadáver fue encontrado calcinado en un predio ubicado en la delegación iztapalapa, en la ciudad de México.


Excélsior (17-11-1999) Mexico, D.F.- En 48 horas se darán a conocer los resultados de las pruebas antropológicas y en 15 días los del ADN que se practican al menor que fue encontrado en un predio de la colonia Los Reyes Iztacalco y determinar así si es el desaparecido Braulio Suárez Peredo raptado hace 8 días en el estado de México, informó la Preocuraduría General de Justicia del DF.

En las primeras investigaciones realizadas por personal de servicios periciales y del Servicio medico Forense indican que hay coincidencias de que pudiera tratarse de Braulio Suárez, como son la edad, el sexo así como algunos rasgo que fueron comparados con fotografías del bebé desaparecido y de los restos hallados.

El doctor José Ramón Fernández, titular del SEMEFO, declinó hacer especulaciones sobre si el cadáver encontrado fuera el de Braulio e informó que el cuerpo encontrado tiene mas de 6 meses de edad y falleció hace 4 días de un golpe en la cabeza. 'Quizás los homicidas tomaron al bebé de los pies y lo azotaron brutalmente contra la pared o al piso. Después de muerto lo rociaron de alguna sustancia flamable y le prendieron fuego', detalló.

El director del SEMEFO mostró fotografías en donde se aprecia el golpe que recibió el bebé y que le provocó la muerte. La pierna derecha es sólo un largo hueso y la extremidad izquierda desapareció. Aunque el rostro está completamente calcinado el tamaño del cráneo es muy similar al del bebé raptado hace 8 días.

Los estudios antropológicos podrían darse a conocer en las próximas 48 horas mientras que los de ADN tardarán aproximadamente 15 días. Estas pruebas determinarán la identidad del cadáver.

Profundamente indignado por la saña en que fue victimado el bebé, el doctor Fernández Cáceres manifestó su confianza en que las pruebas que realizan los peritos determinen si es o no el pequeño Braulio.

Por su parte autoridades de la PGJDF señalaron que el cuerpecito calcinado se encontraba en un montículo en donde se quemaron también llantas y otros objetos los cuales están siendo separados para realizar el peritaje para tratar de identificar las ropas.

Aunque un 90 por ciento de su cuerpo esta quemado, la manita derecha no fue calcinada totalmente, por lo que se podrán realizar análisis para obtener las huellas dactilares, mismas que serán comparadas con las del pequeño Braulio.

Esta investigación mantiene en la desesperación a los padres de Braulio quienes imploran y rezan porque los restos humanos hallados no pertenezcan a su hijo que fue robado con violencia el pasado 9 de noviembre, cuando dos sujetos encapuchados arrebataron de los brazos de sus abuelos al bebé.



Excelsior, México, DF.- El secuestro del pequeño Braulio Suárez Peredo Martínez es una muestra de la impunidad con la que actúa el crimen organizado y un síntoma claro de que las autoridades capitalinas, estatales y federales 'han sido rebasadas', sostuvo la asociación civil México Unido Contra la Delincuencia.

Ante esta situación, la agrupación demandó al gobierno nacional y los de otras naciones 'desplegar toda su capacidad para dar con el paradero del pequeño plagiado y de otros que continúan desaparecidos'.

Al mismo tiempo, pidió establecer medidas más estrictas de prevención y búsqueda de niños desaparecidos, así como de atención para las víctimas y sus familiares, toda vez que estos quedan severamente afectados psicólogica y físicamente. A través de un comunicado, la organización ciudadana manifestó la necesidad de que el Gobierno de México establezca convenios con todos los países del mundo.

Para frenar la propagación de este tipo de delitos que atentan contra los derechos humanos y el cuál, añadió, genera ganancias millonarias. Asimismo, exhortó a las organizaciones civiles a sumar esfuerzos para trabajar en una política de recuperación de niños plagiados, robados, sustraídos ilegalmente y desaparecidos.

De igual forma, añadió, hizo un llamado a los medios de comunicación para redoblar el interés demostrado en cubrir y difundir las fotografías de los pequeños desaparecidos, así como la producción y transmisión de programas para propiciar la concientización de la sociedad frente a estos crímenes.

También se dirigió al Congreso de la Unión para que estudie la conveniencia de reformar las leyes y reglamentos necesarios para que los recién nacidos poseean una identificación infalsificable, mediante el registro de sus huellas dactilares para que, en caso de ser secuestrado, pueda ser fácilmente identificado en cualquier lugar.

‘Si bien es cierto que la reciente aprobación por parte de los senadores de aumentar las penas para quienes organicen y faciliten delitos contra menores, ésta no es suficiente para combatir al crimen organizado dedicado al plagio de Infantes', sostuvo la agrupación, dirigida por Guillermo Velasco Arzac; Manifestó su preocupación por la amplia difusión que tienen las redes de pedófilos que utilizan la 'supercarretera de la Información' para promover la explotación sexual de menores, entre otros delitos.