HEADER MARKUPS

 
 

Noticias » Arte y Cultura » Museos

 SANTO NIÑO DE ATOCHA
26 de marzo de 2010 14:24

Comentarios
 
Santo niño de Atocha
Culturama

MUSEO CASA ESTUDIO DIEGO RIVERA Y FRIDA KAHLO
Altavista s/n esq. Diego Rivera, Col. San Ángel Inn
FE, ARTE Y CULTURA
SANTO NIÑO DE ATOCHA
EXVOTOS
Hasta el 31 de marzo de 2001


En esta muestra, podrán apreciarse un total de 29 retablos, 125 exvotos, diversos grabados, cuadros realizados a base de «milagritos», fotografías, arte-objetos, óleos y esculturas, realizados todos ellos a partir de la imagen del Santo Niño de Atocha.
Hay que destacar que los retablos pertenecen a la colección de Fernando Juárez Frías, el Museo del Pueblo de Guanajuato, el Museo del Palacio del Gobernador español, en San Antonio, Texas, y el Museo Mexic-Arte de Austin, Texas, en tanto que los exvotos, pertenecen al acervo del Santuario de Plateros, ubicado en Fresnillo, Zacatecas, lugar en el cual se venera a la imagen del Niño Milagroso o Santo Niño de Atocha y a la Basílica de Guadalupe.
Fue a partir del tema de los exvotos como se pudo realizar un análisis sobre el tema, por parte del equipo de estudiosos del Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo, con el fin de editar un libro-catálogo, que lleva el mismo nombre: Fe, arte y cultura. Santo Niño de Atocha. Exvotos, de 160 páginas.
En él se realiza un recuento pormenorizado de la tradición cultural en que surge dentro de la historia hispana, en general, y mexicana en particular, el tema de la advocación del Santo Niño Milagroso, cuya adoración dio principio precisamente en el Siglo XIX, cuando se le separó de la Virgen María.
En Fe, arte y cultura. Santo Niño de Atocha. Exvotos, podrán apreciarse tres grabados y una litografía sobre este tema realizados por José Guadalupe Posada, siete cuadros en gran formato, trabajados a mano con miles de «milagritos» de cobre, oro y plata, con temas relativos a Jesucristo, la Virgen de Guadalupe, la cruz de los templarios, el Señor de la Misericordia, y el Santo Niño de Atocha, decorados por las religiosas clarisas franciscanas desde el pasado siglo XIX, hasta nuestros días, en el propio Santuario de Plateros, de Fresnillo, Zacatecas.

Destacan también las obras de arte que alrededor del tema han llevado a cabo diversos artistas contemporáneos como Ricardo Anguía, Rafael Álvarez Díaz, Goldie García, Alfredo Torres, Martha Villarreal, Lourdes Almeida y Erasmo Salgado.
Todos ellos han expresado mediante distintas vertientes una serie de objetos que coinciden en el mismo tema, al realizar objetos mediante collages, cajas de madera, dijes de metal con resina, custodias, cuadros de metal enmarcados en hoja de lata, fotomontajes y otros, en todos los cuales aparece invariablemente la imagen del Santo Niño de Atocha.
Esta exposición rescata y exhibe por vez primera uno de los primeros óleos sobre madera, del Siglo XVIII, que pertenecen al acervo del Palacio del Gobernador español, ubicado en San Antonio, Texas, actualmente museo, otro de los lugares fundamentales donde se encuentra una de las colecciones más importantes de exvotos en Estados Unidos.

La selección de los 125 exvotos que se muestran en esta exposición, se realizó de un total de 2 mil; 500 de ellos, ubicados precisamente en el Santuario de Plateros de Fresnillo Zacatecas, donde se curó parte de la exhibición que se aprecia en el museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo.
Destacan, asimismo, las esculturas que se relacionan con esta advocación, y que podrán ser apreciadas dentro de esta exposición: una réplica de Nuestra Señora de Montserrat del Siglo XVIII; el célebre Santo Niño de Praga, del Siglo XIX; el Santo Niño de Atocha de 1920, y la talla en madera del propio Santo Niño de Atocha, réplica del original, así como su silla con latón y plata, procedentes del Santuario de Plateros.
La instaladora Lourdes Almeida, especialista en fotomontajes, ha realizado un bello altar mexicano sobre el que se depositará la venerada imagen procedente de Zacatecas, y ella misma colabora con otras dos obras en que se muestra al Niño mediante la técnica del esgrafiado con cámara Polaroid SX-70.
Cabe destacar que también podrá apreciarse una imagen de la escritora Elena Poniatowska vestida como el Santo Niño de Atocha, que forma parte de la colección personal de la intelectual.
Sobresalen, igualmente, el sombrero Tardan de fieltro y piel color azul gris, que en 1912 ofreciera Francisco Villa al Niño de Atocha, así como la carrillera con 61 cartuchos de siete milímetros que el propio general revolucionario le dedicara a la venerada imagen de Fresnillo.
La obra de Diego Rivera, Frida Kahlo y Hermenegildo Bustos, también habrá de estar presente con algunos de sus trabajos más importantes, relacionados con el tema de los exvotos, que esos artistas exploraron insistentemente durante buena parte de su producción estética.
En lo relativo al libro-catálogo Fe, arte y cultura. Santo Niño de Atocha. Exvotos, éste se llevó a cabo con diversos textos escritos por diferentes plumas; entre ellas, la del intelectual Alberto Hijar, quien realiza un estudio sobre el carácter identitario que en lo social entraña, para la mayoría de los mexicanos, el aspecto «constructo» del Santo Niño de Atocha en la elaboración de un discurso popular y religioso.

La maestra Blanca Garduño Pulido, directora del Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo, analiza la influencia del exvoto dentro de la obra producida por Diego Rivera, Frida Kahlo, Hermenegildo Bustos, José Guadalupe Posada, y varios de los artistas contemporáneos que colaboran en esta exposición, además de presentar el curioso caso de Chimayó, Nuevo México, una de las regiones productoras de santos más importantes de nuestro tiempo en Estados Unidos.
Elena Poniatowska colabora también con la presentación íntegra de uno de los episodios religiosos relativos al Santo Niño de Atocha, que se encuentra en el libro Hasta no verte Jesús mío, y gracias a su autorización se reproduce en el catálogo.
Interesante resulta además la colaboración del presbítero Francisco Javier Carlos Cárdenas, rector del Santuario de Plateros -institución que aportó los recursos y la mayor parte de la obra que se expone aquí, así como también hizo posible la edición del libro-catálogo-, quien participa con un texto relativo a la diferencia semántica entre retablo y milagros. Se plantea también el punto de vista de otro sacerdote: Manuel Olimón Nolasco, presidente de la Comisión Nacional de Arte Sacro en México, que contribuye con un texto relativo a la forma de poder acercarnos a este tipo de arte religioso.
Sobresalen los textos de estudiosos del sincretismo cubano, fenómeno estrechamente ligado a la fusión de las religiones yoruba y católica, para sintetizar el fenómeno del cual surge precisamente Elegguá, o el Santo Niño de Atocha: en ese segmento de la investigación destacan las aportaciones que en ese tema han realizado Annete del Rey Roa y Jorge Ramírez Calzadilla, además de la entrevista que realiza el investigador Gabriel Rodríguez Piña al santero cubano Leonel Gámez, delegado de la religión yoruba en México.
Otros participantes en el libro son la maestra Rosa María Sánchez Lara, Fernando Juárez Frías, Josefina Ramírez de Arellano y Pablo Guido.
La exposición Fe, arte y cultura. Santo Niño de Atocha. Exvotos, itinerará por las siguientes sedes: Museo Mexic-Arte de Austin, Texas; Instituto Cultural Mexicano de San Antonio, Texas; Instituto Cultural Mexicano de Chicago; Museo del Barrio de Nueva York; Museo Casa Diego Rivera de Guanajuato, y Museo de Aguascalientes, entre abril de 2001 y agosto de 2002.
Mayores informes
Tels. 55 50 11 89, 55 50 15 18 y 56 16 09 96
E-mail: mcdrivera.fkahlo@correo.inba.gob.mx