HEADER MARKUPS

 
 

Entretenimiento  »  Gente E »  Mundo Curioso

 Baños públicos en China encaran su fin
10 de abril de 2007 11:09

Comentarios
 
Inodoro

Inodoro
Foto: AP

PEKIN.- China atravesó varias revoluciones en 1911 y en 1949, pero ahora, medio siglo después, el gran país asiático afronta una transformación de índole muy diferente: los baños públicos.

Expertos en higiene de todo el mundo se han reunido en Pekín para participar en la cuarta Cumbre Mundial de Inodoros.

Las autoridades de la ciudad, que buscan cambiar la imagen de la ciudad de cara a los Juegos Olímpicos del 2008, han iniciado la batalla para acabar con la pésima reputación de los malolientes baños públicos de la capital y esperan que la construcción de modernos locales cambie positivamente los hábitos de la población.

Para la mayoría de las personas, ir a un baño público en la capital sigue siendo algo frecuente, una actividad que se suele realizar de prisa y con descuido.

"Tomará tiempo cambiar la forma de pensar de las personas y enseñarles cómo mantener limpios los aseos. También tardará la construcción de los nuevos" baños públicos, dijo el funcionario de turismo de Pekín Peng Linhua.

"Esperamos que durante nuestra 'revolución de aseos públicos' la gente preste más atención al uso adecuado de estos, así como a su cuidado," expresó.

Lejos de tomar la cuestión en broma, los delegados a la conferencia -que incluye a ecologistas, funcionarios de turismo y urbanistas- alegan que la necesidad de los ciudadanos de ir al baño con comodidad e higiene es un derecho que se ha ignorado desde hace mucho tiempo.

"El mundo se merece mejores baños," dijo Jack Sim, fundador de la Organización Mundial de Inodoros, que co-financia la cumbre.

La mayor parte de los retretes públicos chinos consisten en un hoyo en el suelo en el que hay que acuclillarse para hacer las necesidades. No tienen agua corriente ni papel higiénico, ni vasijas o lavabos para lavarse las manos.

Sin embargo, las autoridades locales demostraron que no todos son así. El jueves, llevaron a los delegados a unos baños públicos donde los visitantes no sólo pueden lavarse las manos sino ver la televisión, colocada en la parte superior de cada urinario.

"El estado de los baños en los lugares turísticos es uno de los temas que están retrasando el desarrollo del turismo en Pekín. Tanto los chinos como los extranjeros se han quejado de esto, y Pekín ha decidido cambiar la situación," dijo Peng.

"Si mejoramos la situación será más cómodo, porque este tipo tradicional de retrete chino no es higiénico," dijo una china. "Además es asqueroso."