HEADER MARKUPS

 
 

vida y estilo  »  Mujer »  Salud

 Nuevos medicamentos contra la artrosis
10 de abril de 2007 10:14

Comentarios
 
Artrosis de cadera

A medida que pasan los años, los cartílagos y huesos de nuestro cuerpo sufren los embates del paso del tiempo para lo cual hay cada vez más novedosos medicamentos y tratamientos.

Para aliviar o intentar frenar esos procesos degenerativos se han desarrollado nuevos medicamentos para buscar soluciones a este acuciante problema que afecta a millones de personas.

El proceso de envejecimiento empieza desde el mismo momento en que llegamos al mundo y con el incremento de la expectativa de vida es obligado amortiguar ese proceso de deterioro de las funciones de los huesos y de sus cartílagos, que son como las almohadillas protectoras y amortiguadoras de los huesos.

Con el paso del tiempo, los cartílagos se van desgastando en lo que se conoce como artrosis, osteoartrosis o enfermedad degenerativa del cartílago.

Existen tanto tratamientos médicos como quirúrgicos para contrarrestar este problema.

Uno de los ejemplos más comunes es el que se refiere tanto a las rodillas como a las caderas. Hoy, cuando dejan de cumplir con su función, se puede reemplazar las articulaciones con prótesis metálicas.

Y no estamos hablando solamente de que dejan de cumplir su función sino que muchas veces se convierten en problemas médicos extremadamente dolorosos.

Estos cambios degenerativos son la consecuencia tanto del deterioro del cartílago que une a las articulaciones, como de un crecimiento anormal en los huesos subyacentes conocido como osteofitos.

El nombre popular que se ha dado a ésta dolencia es "picos de loro".

Entre los primeros medicamentos utilizados para paliar el dolor y la inflamación estuvo la aspirina. Posteriormente los llamados antiinflamatorios no esteroides: AINE, como el naproxen y el ibuprofen.

Entre los medicamentos más modernos figuran los inhibidores de laciclooxigenasa 2 (cox 2) dentro de los cuales se halla el lumiracoxib.

Algunos de los mayores problemas que presenta la aspirina y los AINE están relacionados con la aparición de efectos irritantes para la capa que tapiza el interior del estómago: la mucosa gástrica.

A su vez, la mucosa gástrica está tapizada por una capa de mucus protectora. Lo que pasa es que éstos medicamentos pueden dañarla teniendo como consecuencia inflamaciones que van desde una simple gastritis, hasta, si esta se complica, una gastritis hemorrágica que puede llegar hasta la perforación de las paredes del estómago.

La aparición de los nuevos antiinflamatorios como el COX 2, redujo considerablemente la aparición de éstos efectos irritantes, como ha quedado reflejado en un estudio aparecido recientemente en la revista británica The Lancet, donde a lo largo de un año se evaluaron los efectos indeseables del COX 2 en contraposición con los otros anti inflamatorios.

Este estudio realizado en diversos centros médicos abarcó 18.000 pacientes de diferentes centros de EEUU y Europa.

El estudio indicó que los pacientes tratados con COX 2 tuvieron una incidencia mucho menor de complicaciones gástricas.

También se evaluó en el mismo estudio si hubo alguna diferencia entre los que tomaron las distintas medicaciones y la incidencia de complicaciones cardiovasculares como infarto de miocardio y accidentes cerebro-vasculares.

Ninguna diferencia significativa fue apreciada es este sentido.

Por los resultados preliminares se puede concluir que nos hallamos frente a un nuevo grupo de medicamentos que no sólo son efectivos para controlar el dolor y la inflamación que provoca la osteoartritis, sino que además tienen significativamente menos complicaciones a nivel gástrico.


Visita el especial de Juegos Olímpicos