HEADER MARKUPS

 
 

vida y estilo  »  Mujer »  Tu cuerpo

 La luz que elimina el vello
10 de abril de 2007 12:24

Comentarios
 
Depilación de cera

A estas alturas abundan los especialistas que coinciden en alabar esta técnica que se basa en la aplicación de luz sobre la zona de vello a eliminar que se denomina fotodepilación.

El doctor Javier Moreno, director del Instituto Médico Láser lo explica claramente: “Con este sistema se destruye el folículo piloso y es el motivo por el que su regeneración es más que improbable, aunque de forma excepcional puede aparecer. Sin embargo siempre es constante la verificación de la disminución de la densidad de la zona tratada y también de que los folículos son de un diámetro inferior a aquellos previos al tratamiento”.

Los hombres también usan esta técnica

Así que tiene que quedar claro que es un sistema que actúa progresivamente de forma definitiva, con la ventaja añadida de que, a través de este sistema, la piel mejora ante la aparición de folículos; en aquellos casos en que el vello no crece como debe y aparece un grano que puede llegar a infectarse.

Por lo que no es de extrañar que la demanda de esta técnica no sólo se haga por parte de las féminas y sean muchos los varones que hartos de sus problemas con el vello en determinadas zonas conflictivas como son el cuello cuando con el roce de la camisa o en el caso de barbas duras sean los primeros que quieran probar esta innovación. Como también los que tienen vello abundante por la espalda, hombros y pecho.

Las zonas más frecuentes

En el caso de las mujeres las zonas más frecuentes para hacerse fotodepilación son: piernas y muslos, brazos y axilas, región pubiana y labio superior. Una vez que la decisión esté tomada y se haya decidido por probar este sistema que, aunque resulte algo más caro que los métodos tradicionales resulta, a la larga, más económico porque en unas cuantas sesiones el vello será historia.

Continúa en la siguiente página

Tratamiento médico

Pero no hay que olvidar que la fotodepilación es un tratamiento médico estético y debe ser realizado por un doctor especialista que, previamente le explicará el tipo de piel y de vello que tiene, y en función de sus características decidirá las sesiones previstas para su desaparición. Por lo general, se suelen recibir una media de 5 sesiones espaciadas de uno a tres meses.

Aunque las sesiones dependen de las características del mismo y de la zona a tratar. En principio, cualquier tipo de vello y de piel puede ser tratada, auque los resultados son más efectivos en las personas con piel clara y pelo oscuro. Los expertos conocedores de la tecnología láser pueden adaptar los parámetros de longitud de onda, de intensidad y duración del puesto dependiendo de cada paciente. Una vez seleccionada la zona se aplica un gel a modo de anestésico que evita la molestia y previene las posibles irritaciones.

La sesión

El especialista se protege con gafas para evitar daños en los ojos, y a veces también se las pone la paciente. A continuación dispone el cabezal del láser encima de la zona para destruir los folículos pilosos a través del flash de luz intensa emitida por un filtro de cuarzo. Pero esto no significa que el vello se destruya de uno en uno.

La potente energía lumínica se transforma en calor y alcanza una temperatura tan alta que llega a hacer desaparecer el bulbo piloso, sin dañar los tejidos circundantes, de las células germinativas responsables del crecimiento del pelo.

¿Y cuántas?

Las sesiones necesarias dependerán del fototipo de cada paciente, del tipo de vello y período de crecimiento y de la fluencia (energía) tolerada por la piel. El número de sesiones puede variar entre 3 y 7, siendo por término medio de 5 sesiones. El intervalo entre sesiones será de dos meses cuando aparece un crecimiento del pelo inferior a 1 mm. de longitud (fase anágena).

Continúa en la siguiente página

El recrecimiento del pelo es entre el 30 y el 50 % con respecto a la sesión anterior y el pelo es más fino y menos pigmentado. Aún así, en cada sesión debe tratarse toda la zona para una mayor eficacia.

Ventajas e inconvenientes

Sus ventajas son bastantes, esto es lo que le ha convertido en un sistema cada vez más solicitado. Es un sistema cómodo, rápido y, aunque molesto, es prácticamente indoloro, que elimina el vello de forma duradera.

Puede aplicarse en cualquier parte del cuerpo y es recomendado en patologías de crecimiento anormal de los folículos pilosos (hipertricosis o hirsutismo).

Entre los inconvenientes: el elevado precio, superior a de cualquier otro tratamiento, queda justificado por tener que ser realizado por un médico especialista para que su aplicación y resultados sean óptimos.

Una depilación duradera sólo se consigue a través de varias sesiones, una media de tres a cinco, según la dureza del pelo.

Y después…

Conviene hacerse una exfoliación o pasarse el guante de crin para que se lleve los pelos que aún están en la piel. Aplicarse cremas calmantes a base de aloe vera para que no aparezcan irritaciones. Nunca tomar el sol ni las camas de rayos UVA hasta que haya pasado una semana. Darse cremas con pantalla total en las zonas tratadas.

Con información de TERRA España