HEADER MARKUPS

 
 

vida y estilo  »  Mujer »  Moda

 Adolescentes se drogan con medicamento
10 de abril de 2007 13:41

Comentarios
 
Resfriado

Washington.- La picaresca de los adolescentes, que producen metanfetaminas a partir de medicamentos contra el catarro, ha obligado a las autoridades de Estados Unidos a tomar medidas para evitar que la "moda" se convierta en un grave problema.

"Son muchos los medicamentos que deberían venderse sólo con receta, pero los chicos pueden obtenerlos en cualquier farmacia de supermercado", dijo Tommy Barker, del centro Choices Residential, especializado en el tratamiento de adolescentes drogadictos.

El Departamento Estadounidense Antidrogas de EEUU (DEA) indicó que en 2004 se encontraron casi 16.000 laboratorios caseros que producían metanfetaminas, frente a unos 3.300 en 1997.Según la Encuesta Nacional sobre Uso de Drogas y Salud, en 2002 más de 12 millones de personas en todo el país habían consumido metanfetamina, que es un derivado de la anfetamina.

El uso habitual a largo plazo puede conducir a conductas psicóticas, alucinaciones e infartos cerebrales. Por lo menos once estados (Georgia, Kentucky, Kansas, Iowa, Tennessee, Illinois, Arkansas, Wyoming, Virginia Occidental, Misisipi y Dakota del Sur) han impuesto este año límites a la venta de medicamentos contra el resfriado que contienen pseudoefedrina.

Otros veinte estados estudian medidas similares que afectan a medicamentos tan populares como Sudafed, Claritin y Sinutab, que se usan para paliar los síntomas del resfriado, alergias y sinusitis.

La semana pasada, Target, la segunda cadena de almacenes más grande de EEUU, retiró de sus estanterías de medicamentos de venta libre muchos de los remedios para el resfriado y anunció que los venderá a quienes presenten identificación y en dosis limitadas. Y casi el 60 por ciento de las tiendas Wal-Mart, la mayor cadena mundial de almacenes, ha puesto la mayoría de los medicamentos que se prestan a este uso bajo un régimen de venta controlada.

Barker explicó que, con una manipulación sencilla en un laboratorio casero, los jóvenes obtienen metanfetamina y otros estimulantes "aceleran la palabra, los movimientos y la sensación motriz".

Continúa en la siguiente página

"También inhiben el sueño y el apetito, y el organismo desarrolla tolerancia de forma que cada vez se requiere una dosis más poderosa", agregó.

Barker dijo que también debería restringirse la venta de otros medicamentos populares, como Nyquil, un compuesto que reduce la fiebre y controla la tos, y Benadryl, un poderoso antihistamínico.

"Nyquil contiene adetaminofeno que alivia dolores y reduce la fiebre, dextrometorfán que suprime la tos, el antihistamínico doxylamina, y el descongestionante nasal seudoefedrina", añadió. "De todos ellos, pueden obtenerse dosis que sean estimulantes, o que causen estupor".

El ingrediente activo de Benadryl es el hidrocloruro de difenhidramina, y en dosis superiores a las que recomiendan los médicos induce al sueño. Otra modalidad de abuso de drogas detectado con frecuencia creciente por los médicos es el consumo de esteroides por parte de niñas y adolescentes, no ya para mejorar el rendimiento deportivo, sino con un objetivo puramente estético: lucir como las modelos.

Mediante el uso de estas drogas, niñas incluso de nueve años intentan mejorar su tono muscular y esculpirse un cuerpo atlético similar al que exhiben las modelos. Linn Goldberg, de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregón, en la ciudad de Portland, señaló que "millones de mujeres jóvenes -el 30 por ciento de las adolescentes- toman píldoras y medicamentos para adelgazar".

"Los años de la adolescencia son cruciales para las chicas, porque es entonces cuando se construyen los huesos", agregó. "Este uso de drogas afecta el desarrollo de huesos. Y si estas chicas no son atletas, no obtienen el estímulo para el desarrollo de los huesos, así que éste es un peligro doble".

Girlsinc.org, un grupo con sede en Nueva York que estudia la cultura de las adolescentes y promueve programas de educación, indicó que "el consumo de esteroides parece hacerse cada vez más prevalente entre las niñas jóvenes".

Un estudio efectuado en Massachusetts entre varones y niñas de 9 a 13 años encontró que el 3 por ciento de ellos decía que usaban esteroides. Entre las niñas de 12 y 13 años la cifra era el 5 por ciento.

EFE

EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.