HEADER MARKUPS

 
 

vida y estilo  »  Mujer »  Tu cara

 Vitamina E, al rescate de tu piel
10 de abril de 2007 14:24

Comentarios
 
Piel hidratada
CB Comunicación

México.- A lo largo de la vida, los procesos biológicos de regeneración continua del ser humano, van perdiendo eficacia. Esta es una de las causas del envejecimiento, que tiene mucho que ver con la oxidación. Pero gracias a algunas vitaminas antioxidantes como la A, E y C, ese proceso puede retardarse de una manera segura, eficiente y natural.

La vitamina E, antioxidante por excelencia que protege y previene los daños a células y tejidos, contrarresta con eficacia el envejecimiento y mejora la circulación sanguínea, un factor determinante para la salud de la piel y organismo en general.

Se cree que con solo limpiar e hidratar la piel y comer a las horas establecidas es suficiente. Sin embargo, la belleza, juventud y salud de la piel, dependen de una alimentación sana, rica en nutrimentos antioxidantes que protejan de los nocivos efectos de los radicales libres, sustancias químicas reactivas que tienen una gran capacidad de oxidación, activan el proceso del envejecimiento, y causan enfermedades como el cáncer y síndrome de Alzheimer, entre otras.

Muchos de los procesos degenerativos del organismo, como el envejecimiento, son producto de la acción de los radicales libres. El origen de estos radicales libres puede ser exógeno, es decir, que viene de afuera, provocado por la contaminación, el ozono, algunos medicamentos, tabaco, ciertos alimentos, etc; o endógeno, es decir que proviene de adentro, y pueden ser generados a partir de la propia respiración celular, por infecciones o inflamaciones en el cuerpo, estrés, y más.

Hoy en día se conocen los efectos neutralizadores que ejercen los antioxidantes sobre los radicales libres para mantener saludable al organismo por más tiempo. Tal es el caso de la vitamina E. Esta vitamina también conocida como alfa-tocoferol, es parte del grupo de las vitaminas liposolubles, es decir, que son solubles en grasas, y representa un componente clave en la estructura de las células del cuerpo, previniendo la degeneración celular.

En condiciones normales la dieta debería proveer los antioxidantes necesarios; sin embargo, la contaminación de nuestro medio ambiente y la dificultad para mantener una dieta equilibrada nos alejan cada vez más de ello, por lo que además de procurar una alimentación que contenga todos los nutrientes necesarios, se debe contemplar el consumo de suplementos vitamínicos que ayuden a que la oxidación sea mucho más lenta.

La mayoría de los médicos recomiendan suplementos de Vitamina E que aporten 400 UI. Muchas personas sugieren que el ser humano ha vivido milenios sin necesitar estos suplementos; sin embargo, las condiciones de vida durante los últimos cien años han cambiado dramáticamente, lo mismo que la esperanza de vida, que se duplicó en este período. Nuestro cuerpo no ha evolucionado tan rápido como los cambios del entorno.