HEADER MARKUPS

 
 

vida y estilo  »  Mujer »  Soy Mujer

 Alcohol nocivo en embarazo baja cantidad
10 de abril de 2007 19:51

Comentarios
 
Embarazo
 
Encuesta

¿Cada cuándo bebes vino?

Votar
 


Suscríbete al boletín de Mujer y recibe los artículos más interesantes de la semana

San Francisco.- El alcohol nunca estuvo recomendado para las mujeres embarazadas, pero un nuevo estudio confirma que su efecto puede ser todavía más perjudicial de lo que se creía, incluso si se consume en pequeñas cantidades.

No es novedad que el consumo prenatal de alcohol puede repercutir gravemente en el desarrollo del niño, sobre todo en su nivel de inteligencia y en su comportamiento. Lo que no se había estudiado tan estrechamente hasta ahora es hasta qué punto impacta a los bebés, incluso en pequeñas cantidades.

Las investigaciones realizadas en el pasado se centraban en el estudio de los efectos del alcohol ingerido en grandes cantidades, pero ahora se trata de observar lo que ocurre cuando los niveles de exposición son menores.

Una nueva investigación publicada este mes en el diario científico "Alcoholismo: Investigaciones experimentales y clínicas" concluye que no hace falta que el consumo sea elevado para que los efectos hagan mella (la investigación no da detalles más concretos sobre las cantidades de alcohol).

La exposición prenatal al alcohol se asocia frecuentemente con la falta de reflejos y de atención en los niños, un hándicap que podría explicar los problemas académicos que padecen muchos pequeños, según dijo Matthew J. Burden, de la Escuela de Medicina de la Universidad Wayne y uno de los autores del estudio.

Esto se traduce en un coeficiente de inteligencia más bajo que puede llegar incluso al retardo mental. "El alcohol consumido por la madre tiene un impacto directo en el cerebro del feto", señaló Burden.

La investigación tomó en cuenta los casos de 337 niños, todos ellos de siete años y medio y de raza negra, de los que se sabía que sus madres habían consumido alcohol en mayor o menor cantidad mientras estaban embarazadas.

El estudio mostró que estos niños respondían igual que los demás cuando se trataba de tareas sencillas, pero necesitaban más tiempo para responder a medida que las tareas se tornaban más complejas. Estos niños tenían, curiosamente, más problemas para resolver tareas aritméticas que, por ejemplo, la resolución de problemas verbales.

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos cambiaron a principios de este año las directrices que habían seguido al respecto desde la década de los 80 y recomendaron a todas las mujeres que estén embarazadas que se abstengan completamente del consumo de alcohol.

"No sabemos qué nivel de alcohol es seguro -dijo entonces el director general de salud, Richard H. Carmona-. Pero sí sabemos que el riesgo de que el bebé nazca con problemas se incrementa a medida que aumenta la cantidad de alcohol".

Los problemas relacionados con el consumo prenatal de alcohol son los más frecuentes de entre los que se pueden prevenir y que afectan al desarrollo de los bebés, según las autoridades sanitarias.

Se estima que entre 0,5 y 2 de cada 1.000 bebés nacen con EU con problemas por el consumo prenatal de alcohol, aunque esta es una cifra engañosa ya que se cree que por cada niño afectado hay otros tres que experimentan diversos impedimentos en su desarrollo.

Los hábitos más peligrosos, advierten las autoridades sanitarias, son beber compulsivamente -cinco o más bebidas de una vez-, o ingerir entre siete o más bebidas alcohólicas a la semana.

EFE

EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.