HEADER MARKUPS

 
 

vida y estilo  »  Mujer »  Pareja

 Éxito y rechazo de trasplante de pene
09 de abril de 2007 16:47

Comentarios
 
Hombre preocupado por el tamaño
 
Encuesta

¿Aceptarías un trasplante de órgano?

Votar
 


Suscríbete al boletín de Mujer y recibe los artículos más interesantes de la semana

La operación fue calificada de éxito quirúrgico, pero el órgano tuvo que ser amputado porque el paciente lo rechazó psicológicamente. Según los cirujanos, diez días después del procedimiento quirúrgico el órgano mostró un adecuado abastecimiento sanguíneo y el hombre era capaz de orinar normalmente.

Sin embargo, los cirujanos tuvieron que amputar el pene dos semanas después "debido a un severo problema psicológico del beneficiario y su esposa". El procedimiento, que aparecerá publicado en la revista European Urology, representa, según los expertos, un enorme paso en el campo de la cirugía de trasplantes.

Hito

En el pasado se han llevado a cabo con éxito operaciones para volver a unir el órgano sexual de hombres tras accidentes o ataques. Pero la operación llevada a cabo en Guangzhou fue la primera en la que un pene donado fue unido exitosamente a otro hombre.

El paciente de 44 años había sufrido un grave accidente a principios de año. El incidente dejó al hombre con un muñón de un centímetro de largo que le impedía orinar o tener relaciones sexuales.

Los cirujanos del Hospital General de Gunagzhou pasaron 15 horas en un complejo procedimiento de microcirugía que involucra la conexión de nervios y microscópicos vasos sanguíneos.

Las pruebas postoperatorias no mostraron indicios de que el organismo del paciente rechazara el pene trasplantado de 10 centímetros. Sin embargo, el órgano tuvo que ser amputado.

Continúa en la siguiente página


Suscríbete al boletín de Mujer y recibe los artículos más interesantes de la semana

Rechazo

"Los factores psicológicos son un aspecto muy serio en muchos pacientes que reciben ciertos "aloinjertos" u órganos de un donante", dijo a la BBC el profesor Jean-Michel Dubernard, el cirujano que realizó con éxito el primer trasplante de cara.

Hace ocho años el cirujano llevó a cabo el primer transplante de mano en un paciente neozelandés de 50 años. Pero el órgano tuvo que amputársele posteriormente porque el hombre declaró que se había vuelto "mentalmente separado" de la mano que llamaba "repulsiva y marchita".

"Esa operación tuvo muchísimas consecuencias psicológicas. Por ejemplo, digamos que no es tan fácil vivir la vida unido a la mano de una persona muerta. Es usar la mano de una persona muerta cuando se da un regaderazo, cuando come, etc.", afirma el cirujano.

Antes de realizar el trasplante, los médicos trabajaron durante dos años con psiquiatras y psicoanalistas para intentar solucionar los problemas que tienen que ver con la imagen corporal de un individuo.

"Estos aloinjertos pueden tener serias consecuencias psicológicas -afirma el médico- y no se pueden llevar a cabo sin una amplia preparación tanto del equipo médico como del paciente".

Imagen

Según el cirujano francés, las consecuencias psicológicas de trasplantar una mano o un pene pueden ser mucho más graves que las que resultan de un trasplante facial.

"Hemos tenido más problemas con los trasplantes de mano que con el de cara. Y es que el paciente está viendo en todo momento la mano, mientras que para verse la cara tiene que recurrir a un espejo", afirma el médico.

Los cirujanos, sin embargo, se mostraron sorprendidos por la pronta recuperación psicológica de la paciente a quien se le trasplantó la cara, una mujer que había sido salvajemente atacada por un perro.

"Quizás también tuvo que ver el hecho de que antes de la operación la mujer tenía un aspecto realmente feo, la herida era tan grave que quizás nunca imaginó que volvería a tener un rostro" afirma Dubernard.

Un trasplante de pene, dicen los expertos, es igual que cualquier otro aloinjerto y es necesario someter al paciente a una amplia preparación antes del procedimiento quirúrgico.

Se cree que en el caso del paciente chino el fracaso en una etapa postoperatoria tan temprana demuestra la falta de preparación psicológica. Además, tal como señala el profesor Dubernard, "el hecho de que la mujer del paciente estuviera involucrada en la decisión de amputar el órgano, provoca muchas preguntas".

BBC Mundo

BBC Mundo - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.