HEADER MARKUPS

 
 

Noticias  »  Noticias »  México

 ¡Terrible explosión en Tultepec!
04 de abril de 2007 13:09

Comentarios
 
Daños por explosión
Alfredo Rodríguez y Hugo Corzo

TULTEPEC.- La pólvora que explotó ayer en Tultepec destruyendo 30 casas, estaba almacenada de manera clandestina, denunció Francisco Urban Solano, uno de los representantes de los coheteros en esta ciudad.

"La zona pirotécnica está como a dos kilómetros de donde fue el madrazo. No debía de haber explosivos ahí", acusó Urban Solano, luego de ser atendido por la hemorragia que presentaba en el pabellón del oído derecho.

Urbano es uno de los 135 heridos que dejó la explosión, ellos corrieron con más suerte que las diez personas que fallecieron por el evento.

El hombre de 74 años de edad, quien vive en la calle Josefa Ortiz de Domínguez -lugar donde ocurrió la explosión-, narró que mientras empezaba a desayunar alrededor de las 9:30 horas, escuchó la explosión y de inmediato salió de su casa tomando a su nieta entre los brazos.

Antonio Solano, quien tenía dos meses de haber llegado a vivir a la misma calle y que perdió su casa, comentó que en el poco tiempo que lleva en la comunidad ha vivido en la zozobra al saber que hay viviendas que son utilizadas como bodegas clandestinas para almacenar pólvora.

Un olor penetrante a pólvora, vidrios esparcidos por las calles y una multitud de gente sorprendida entre los escombros de sus viviendas, mostraron la magnitud de la explosión, que según datos oficiales, afectó dos kilómetros a la redonda.

De acuerdo con los primeros avances del peritaje realizado por la Subprocuraduría de Justicia de Tlalnepantla, la PGR y la Sedena, el accidente se debió a una explosión combinada de pólvora y gas, sin determinar aún qué estalló primero.

"Hasta el momento se sabe que el accidente se originó por la explosión de pólvora y un tanque de gas; se tienen cinco cuerpos, cuatro de ellos identificados y uno más que pudimos armar, que es de sexo masculino", informó Pedro Roa, secretario particular de la Subprocuraduría de Justicia de Tlalnepantla.

Para colaborar en las labores de rescate, acudieron 70 unidades y 582 elementos de diversas corporaciones como el Ejército, Bomberos, policías y socorristas de la Cruz Roja.

El Ejército, a través de la 37 Zona Militar, aplicó el Plan DN-III a las 10:30 horas, en el que participaron 171 elementos a cargo del jefe de la zona, General Francisco Armando Meza Castro, explicó Juan Manuel Barragán.

Al medio día, la zona afectada fue recorrida por el director de la Policía Estatal, Francisco Fernández, y a las 13:30 horas arribó el Gobernador César Camacho, quien anunció que las autoridades estatales se harán cargo de los gastos funerarios, de la atención médica de los lesionados y auxiliará con material de construcción a quienes perdieron sus casas.

Minutos después del accidente, un grupo de habitantes de Tultepec que se autollamaron "Grupo Cohete", acordonaron la zona para evitar que autoridades y reporteros entraran a la zona, y afirmaron que la tragedia se debió al estallido de un tanque de gas.

Sin embargo Roque Morales Granillo, presidente del Consejo Directivo de la Cruz Roja, declaró haber llegado al lugar del siniestro 10 minutos después y señaló que los voluntarios de este organismo no encontraron ningún tanque estacionario que hiciera pensar que la causa de la detonación fuera una fuga de gas.

Algunos vecinos afirmaron que esa versión es sólo un pretexto para evitar que las autoridades inspeccionen y clausuren los talleres clandestinos que operan desde hace varios años.

Además, los habitantes de las colonias de Tultepec afectadas por la explosión exigieron ayer a las autoridades tomar cartas en el asunto para evitar que se siga trabajando de manera clandestina en la fabricación de cohetes y juegos pirotécnicos.

"No es justo que por descuidos se ocasionen estos accidentes, quién sabe cuántas personas se hayan muerto y no es justo. De hecho, no tienen ni un mes que hubo otra explosión en donde se dijo que murieron dos personas, aunque nunca se supo si fue cierto", comentó una mujer que se identificó como la señora Silva.

Durante el día, la Alcaldesa Dionisia Vázquez, del PRD, no pudo ser localizada por las autoridades estatales ni por el personal del ayuntamiento.
Al rescate

En las labores de auxilio participaron 582 elementos de diversas corporaciones de protección civil.

425 policías
32 soldados
50 bomberos
50 socorristas de la Cruz Roja
12 ambulancias
10 muertos
35 heridos
30 casas destruidas

México.- Una mortífera explosión en una fábrica pirotécnica a unos 30 km al norte de ciudad de México provocó este martes un saldo provisorio de entre 10 y 16 muertos, según diferentes fuentes, una quincena de desaparecidos y decenas de heridos.

La explosión, que devastó al menos cuatro manzanas y se escuchó en algunos kilómetros a la redonda, colocó a los artesanos "cueteros" de Tultepec, admirados por sus coloridos trabajos, en la picota ante denuncias sobre fábricas ilegales o sin medidas de seguridad.

Mientras proseguían las tareas de rescate en la zona, autodenominada "capital de la pirotécnia" y a la cual autoridades y vecinos impedían el acceso a la prensa, las cifras de víctimas resultaban contradictorias.

El gobernador del Estado de México, César Camacho, dijo en conferencia de prensa que se habían contabilizado 10 muertos, y poco después José Contretas, portavoz del gobierno del Estado de México, informó a la AFP que hubo además 23 heridos, sin dar cifras de desaparecidos.

Más temprano Isidro González, director de protección Civil del municipio de Cuautitlán, vecino a Tultepec, había señalado además la existencia de 16 desaparecidos.

Medios de prensa mexicanos señalaron la existencia de "16 muertos" citando a voceros de la Cruz Roja Mexicana en la zona de desastre. Sin embargo llamadas telefónicas de la AFP a esa entidad humanitaria recibieron como única respuesta que habían recibido instrucciones de no dar información.

Según un informe oficial del gobierno del Estado de México, el estallido, poco después de las 09:00 horas locales (14:00 GMT) causó daños en un área de 500 metros cuadrados, destruyó 30 casas y causó daños de distinta magnitud a otras 150.

Un ambiente de incertidumbre reinaba por la tarde en el poblado, vecino de la ciudad de México, donde los habitantes del lugar impedían el paso de casi toda la prensa al lugar de la tragedia, al parecer por temor a denuncias sobre las fábricas clandestinas de juegos pirotécnicos.

Martín Sánchez, presidente de la Unión de Pirotécnicos, afirmó que el estallido fue provocado por una fuga de gas, ya que la gente del lugar "puede certificar que durante media hora olía a gas".

Ninguna duda cabe que la urbe es un lugar donde la polvora es la base de la actividad económica, pues un gran cartel anuncia a los visitantes: "Bienvenidos a Tultepec, capital de la pirotecnia", pero esta vez, según vecinos, se convirtió en "un infierno, de truenos y muerte".

En entrevista con el noticiario Monitor, indicaron que en el sitio había un depósito de 300 kilogramos y 17 cilindros de distinto tamaño.

La pólvora acumulada no puede haber causado el accidente, porque en más de 100 de experiencia, que incluyen algunas explosiones, el pueblo no ha conocido "un desastre de esta naturaleza".

Tultepec, habitado por unas 60,000 personas, se encuentra sin energía eléctrica, ni servicio telefónico, mientras los líderes de los "coheteros" tratan de desviar cualquier información que los señale como responsables del trágico estallido.

Un radioescucha, que pidió no ser identificado, dijo a Monitor que los causantes de la explosión son los pirotécnicos, que tienen bodegas clandestinas en el centro de Tultepec, además de que venden pirotecnia en sus propios hogares.

Acusó a la policía del Estado de México de brindar protección a los "cueteros", que por ley no pueden vender sus productos al menudeo ni mantener sus bodegas en áreas pobladas.

La agencia oficial Notimex señaló que, de acuerdo con vecinos, los "fabricantes clandestinos de juegos pirotécnicos, quieren evitar se les descubran sus depósitos de pólvora".

El vocero del municipio de Tultepec, Juan Guerrero, dijo que en la zona existe un lugar denominado El Polvorín, donde los "cueteros" tienen almacenada la pólvora, y según sus necesidades, la llevan a sus domicilios para elaborar los juegos pirotécnicos.

Tultepec, Méx.- Policías estatales, municipales, elementos del ejército mexicano, bomberos, socorristas de la cruz roja y de protección civil continúan con las labores de búsqueda y rescate en la zona siniestrada de esta localidad.

En un reporte, la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito del Estado de México precisó que de las 10 personas que murieron, tres fueron identificadas como Guadalupe Rojas Alvarado, de 20 años de edad, Mario César Urban Cortés, de 10 y Rita Rodríguez Hernández de 18.

Asimismo, indicó que hasta el momento hay 35 lesionados, de los cuales se identificaron Yazmín Cruz, Noel Esquivel García, Flor Rojas Cortés y Urbano Carranza, quienes se encuentran en el Hospital de Lomas Verdes de Naucalpan, junto con otra persona no identificada.

Agregó que en el Hospital de Zona 98 están 10 personas, una de las cuales murió en el nosocomio, de nombre Alma Delia Urbán Cortés.

Precisó que en la zona trabajan 560 policías estatales, 168 municipales con 31 autopatrullas que arribaron de distintos municipios, 67 elementos del ejército mexicano, 50 bomberos con 5 carros, y 50 socorristas de la Cruz Roja con 12 ambulancias.

También, 25 elementos de protección civil con cuatro vehículos, además de que en el lugar se encuentra el director general de Gobernación, Jaime Barrera Velázquez.

De acuerdo con el texto de Seguridad Pública y Tránsito, a consecuencia de la explosión registrada por la mañana en esta localidad, 16 domicilios resultaron destruidos y 150 viviendas presentan diferentes daños.