HEADER MARKUPS

 
 

Noticias  »  Noticias »  México

 Muere periodista baleada en Nuevo Laredo
10 de abril de 2007 13:35

Comentarios
 
 
Encuesta

¿Crees que el gobierno debe brindar más seguridad a los periodistas?

Votar
 

Nuevo Laredo, México.- La periodista mexicana Guadalupe García Escamilla, atacada hace 11 días a balazos en la ciudad de Nuevo Laredo (frontera con EEUU), murió este sábado en un hospital, informó el médico Francisco Cervantes.

García Escamilla, de 39 años y quien denunció la corrupción y las acciones de los narcotraficantes y otros criminales organizados en Nuevo Laredo, murió hacia las 10.30 horas (15.30 GMT) víctima de las heridas que sufrió el 5 de abril, precisó Cervantes a EFE.

La periodista presentó una "falla orgánica múltiple debido a una septicemia", explicó el portavoz del hospital de Nuevo Laredo, ciudad fronteriza con la estadounidense de Laredo (Texas) y localizada en el conflictivo estado de Tamaulipas (noreste).

De los nueve impactos de bala que recibió la comunicadora, cuatro le afectaron el hígado, el colon y el intestino delgado, así como numerosos vasos sanguíneos, señaló Cervantes.

García Escamilla, conocida por sus colegas de Tamaulipas como Lupita, fue atacada cuando se disponía a ingresar a la sede de la emisora de radio donde trabajaba.

Las autoridades no han podido arrestar al pistolero solitario que disparó contra la periodista ni establecer los móviles del atentado, aunque trabajan sobre varias líneas de investigación, según fuentes de la Procuraduría de Justicia (Fiscalía) de Tamaulipas.

Una de esas líneas apunta a los traficantes de cocaína, que han desatado una impresionante ola de violencia en Nuevo Laredo y otras ciudades mexicanas fronterizas con Estados Unidos, según los fiscales.

El caso de Escamilla se suma a una serie de ataques cometidos recientemente por criminales contra periodistas en diversas regiones de México, lo que ha causado alarma en el país y obligado a muchos comunicadores a pedir protección oficial.

En el marco de esa racha de violencia, fue asesinado a tiros el 8 de abril, el propietario del diario "La Opinión de Poza Rica" (Veracruz, este), Raúl Gibb.

Los fiscales no descartan que Gibb, de 45 años, haya sido atacado por narcotraficantes u otros criminales que operan en Veracruz, a quienes "La Opinión de Poza Rica" denunció sin vacilaciones.

Gibb fue asesinado en el municipio de Papantla, en el límite de Veracruz con Tamaulipas, por cuatro pistoleros que huyeron de la escena del crimen en un vehículo.

Asimismo, desde el 2 de abril se desconoce el paradero del reportero Alfredo Jiménez, quien cubría la lucha antidrogas y las fuentes de seguridad para el diario "El Imparcial" de Hermosillo, la capital del estado de Sonora (noroeste, frontera con EEUU).

Las autoridades han dicho que carecen de pistas del reportero, aunque igualmente investigan si fue secuestrado por delincuentes.

En junio del año pasado, un pistolero asesinó a tiros al editor del semanario "Zeta", Francisco Ortiz, en las calles de la norteña ciudad de Tijuana (frontera con EEUU).

El semanario es conocido por sus denuncias sobre el narcotráfico.

Ante esta ola de violencia, diversas organizaciones internacionales, como la Sociedad Interamericana de Prensa y Reporteros sin Fronteras, han llamado la atención del Gobierno del presidente mexicano, Vicente Fox, para que garantice la seguridad de los periodistas.

EFE

EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.