HEADER MARKUPS

 
 

Noticias  »  Noticias »  El Mundo

 Se registra fuerte terremoto en Japón
10 de abril de 2007 16:19

Comentarios
 

Tokio.- Un fortísimo terremoto de 7,2 grados en la escala Richter sacudió hoy el nordeste de Japón y causó al menos 59 heridos, muchos de ellos con traumatismos al desplomarse el techo de una piscina cubierta en Sendai, la principal ciudad de la región.

La mayor parte de los afectados son residentes de Miyagi, la provincia litoral situada a unos 300 kilómetros de Tokio en cuyas costas se produjo el seísmo a las 11.46 hora local (2.46 GMT) de este martes.

Al menos 22 personas, tres de ellas niños, sufrieron cortes y traumatismos cuando se les desplomó encima parte del techo de la piscina cubierta en la que se encontraban, en un complejo deportivo de Sendai, la capital de Miyagi, que acababa de ser inaugurado el pasado 1 de julio.

En el momento en que se produjo el terremoto había medio centenar de bañistas en la piscina sobre la que cayó la techumbre.

Las autoridades informaron también sobre cuatro personas heridas en la provincia de Fukushima, cuatro en Iwate y dos en Saitama, lindante al norte con Tokio.

El epicentro del seísmo fue localizado a 42 kilómetros de profundidad bajo el lecho marino, a unos 95 kilómetros de la costa de Miyaqi, donde se sintieron los temblores con una magnitud de seis grados en la escala japonesa de siete, según explicó el Servicio Meteorológico de Japón.

Del mismo modo, advirtió que en el curso de los próximos 30 días se pueden producir réplicas de este seísmo de una intensidad superior a los cinco grados en la escala japonesa de siete.

Este ha sido el terremoto más intenso que ha afectado esa zona del nordeste de Japón desde 1978, cuando otro temblor de 7,4 grados en la escala abierta de Richter causó la muerte de 27 personas.

Desde entonces, todas las nuevas construcciones de Sendai y otras grandes ciudades de Miyagi han sido preparadas para aguantar seísmos de gran magnitud y las más antiguas han sido reforzadas para minimizar los daños de un gran terremoto.

No obstante, como suele ocurrir con este tipo de fenómenos naturales que afectan con frecuencia a Japón, el seísmo ha causado el caos en los transportes de la zona y ha dejado miles de viviendas sin electricidad.

El terremoto provocó la suspensión temporal de todos los servicios de tren bala en la región de Tohoku, donde se encuentra la provincia de Miyagi, en cuya capital, Sendai, se paralizó también su aeropuerto.

También el servicio de metro de Sendai quedó totalmente suspendido y el tráfico en varias autovías que conducen a esa ciudad de un millón de habitantes quedó cortado.

Al menos 17.000 hogares quedaron sin electricidad en Miyagi y Fukushima, informó la Empresa de Electricidad de Tohoku.

En los distritos de Tome y Zao, hubo también varios deslizamientos de tierra, en uno de los cuales resultó herido un niño de siete años.

En la región de Kanto, donde se encuentra la capital japonesa, se suspendieron también durante unas horas los desplazamientos de varios trenes de alta velocidad.

En Tokio, el terremoto se sintió con una notable intensidad, durante casi medio minuto y los habitantes de la capital nipona pudieron recordar el último gran seísmo que se produjo en esta localidad, el pasado 23 de julio.

Ese día, un terremoto de 6 grados en la escala abierta de Richter causó 27 heridos en la capital nipona y en los distritos vecinos.

Hoy, al producirse el seísmo de Miyagi, los aeropuertos tokiotas de Narita y Haneda fueron cerrados temporalmente durante ocho y diez minutos, respectivamente, para comprobar los eventuales daños en pistas y sistemas de aterrizaje.

La última catástrofe causada por un terremoto en Japón se produjo el pasado 23 de octubre, cuando una ola de seísmos con magnitudes cercanas a los 7 grados en la escala de Richter dejaron en la provincia norteña de Niigata 46 muertos y cerca 3.000 heridos.

En 1995, un terremoto de 7,3 grados en la escala Richter causó más de 6.400 víctimas mortales en la ciudad de Kobe, en el suroeste de Japón.

Tokio fue arrasado por un terremoto de 7,9 grados en la escala de Richter el 1 de septiembre de 1923 que causó la muerte de 133.000 personas, asolando grandes áreas de la capital.

Un informe realizado por el Gobierno de la capital nipona estima que, si se produce en Tokio un seísmo de 7,2 grados como el ocurrido hoy en la costa de Miyagi podrían morir más de 7.000 personas y quedar destruidos 380.000 edificios.