HEADER MARKUPS

 
 

Noticias  »  Noticias »  México

 Texcoco
09 de abril de 2007 09:35

Comentarios
 

No será sino hasta junio que el Gobierno federal tomará una decisión acerca de los proyectos para construir un aeropuerto alterno al de la Ciudad de México. Hasta entonces la pregunta sera: ¿Texcoco o Tizayuca?. Ambos estados, (Estado de México e Hidalgo, respectivamente) buscan salir favorecidos por esta decisión puesto que, de serles favorable, atraería grandes inversiones.

Sin embargo, en el particular caso de Texcoco, existe un factor ecológico en contra.

El lago de Texcoco posee un área de mil 700 hectáreas de lagos permanentes y 2 mil hectáreas de charcas someras estacionales, lo cual favorece el establecimiento de grandes colonias de anidación y reposo de aves acuáticas. En él existen 156 especies de aves residentes, de paso y migrantes; cinco se consideran amenazadas, una catalogada como rara y cuatro más tienen protección especial.

El Movimiento Ecologista Mexicano asegura que de consturirse la nueva terminal aérea en Texcoco, afectaría a 300 mil aves migratorias que anualmente llegan de Estados Unidos y Canadá al ex lago. Las referidas aves están protegidas por tratados internacionales que no serán respetados por el Gobierno federal si decide construir el nuevo aeropuerto en Texcoco.

Según un estudio realizado por especialistas de Estados Unidos el seleccionar el sitio Texcoco para la construcción de un aeropuerto tendrá como resultado, necesariamente, la eliminación de los cuerpos de agua que puedan ser hábitat de aves. La eliminación de estos cuerpos de agua será necesaria tanto para la construcción del aeropuerto, como para evitar que las aves se agrupen cerca del nuevo aeropuerto.

En Texcoco existen patos, pelícanos, halcones y gaviotas, entre otras especies de aves.

La investigación recomienda que se deberán crear hábitats atractivos para las aves en un perímetro no menor a 3.2 kilómetros a la redonda de las rutas de aproximación de los aviones, y no se deberán crear condiciones para incitar a las aves a cruzar el espacio aéreo de la zona.

Para evitar la eliminación total de la fauna silvestre de la región, señala el estudio, se deberán implantar medidas "compensatorias" con la rehabilitación de zonas ubicadas al sur de la Carretera Peñón-Texcoco, como la Laguna de Zumpango, y otras tierras pantanosas de la Ciudad de México, como el Lago de Guadalupe y la Presa Cuevecillas.