0
Liga Mayor

Liga Mayor

La sangre llama: La trilogía Ríos y Mosqueda en la ONEFA

16 abr 2017
12h35
  • separator
  • comentarios

Aprovechando el receso que vive nuestro football, nos sumergimos en los archivos y recuperamos la siguiente nota sobre aquella ocasión en la que seis hermanos jugaron juntos en la Liga Mayor.

Foto: Diario Marcador

Esta es la historia (nota escrita el 06 de agosto de 2009 por Gabriel Pacheco).

No cualquiera puede jugar Futbol Americano. Llegar hasta Liga Mayor es aún mas difícil, así que imaginar a dos hermanos jugando al mismo tiempo con algún equipo se da con poca frecuencia, aunque si es una situación más común.

Pero cuando hablamos de tres hermanos jugando al mismo tiempo en Liga Mayor, hay que recurrir a la hemeroteca para encontrar esos casos aislados, peculiares y anecdóticos.

Uno de los casos más sonados fue en la década de los 80, cuando los hermanos Suárez Olivares coincidieron en tres temporadas como jugadores de los Cóndores de la UNAM.

José de Jesús, Juan Jaime y Rafael Carlos, los tres corredores, jugaron en las temporadas de 1988 y 1989 con el equipo de Ciudad Universitaria.

El primero, José de Jesús, portó el número 30 y jugó Liga Mayor de 1985 a 1989. Juan Jaime, HB con el jersey 36 lo hizo de 1986 a 1990, mientras el menor de la dinastía Suárez Olivares jugó sólo cuatro temporadas de 1988 a 1991.

Para este 2009 no habrá un equipo con tres hermanos en su roster. Serán dos: Burros blancos por segundo año consecutivo y Pumas CU, por vez primera en su historia, aunque e la UNAM ya se había dado esta situación pero con los Cóndores y las Águilas Reales en la década de los ochenta.

En el equipo Politécnico, volverán a jugar juntos Raúl, Rodrigo y Roberto, los tres de apellido Ríos, los tres elementos ofensivos de gran calidad.

Es un orgullo (jugar con mis hermanos), ya había jugado con Roberto en infantiles e intermedia pero es un gusto jugar con los dos, declaró Raúl, QB de Burros Blancos y el mayor de los tres Ríos.

Por su parte, Roberto, jugador de cuarto año de elegibilidad, tiene a Rodrigo como uno de los principales competidores en la búsqueda de la titularidad como corredor en Zacatenco.

Es algo que siempre soñé, el escuchar de los tres Ríos, ahorita mucha gente tiene las miradas sobre nosotros que es algo que presiona pero a la vez motiva más, dijo Rodrigo, jugador con el número 9.

El más pequeño de esta hermandad, Rodrigo, destacó que sus consanguíneos han sido un ejemplo, siempre quiero estar a la par y dar un extra de lo que ellos hacen. Somos muy unidos nos sacrificamos mucho y esperemos que los resultados se den, dijo el menor de la dinastía, y también corredor pero con el jersey número 2.

En Ciudad Universitaria los Pumas tendrán a los hermanos Mosqueda Romo. Nestor, Eric y Ulises. El primero corredor y ahora receptor, y los siguientes dos peleando por un lugar en el primer equipo de profundos del equipo azul y oro.

El mayor, Nestor, aseguró que los consejos para el menor, quien debutará en Liga Mayor es simplemente decirle que trate de disfrutarlo, que este relajado, que haga lo que le toca, que no haga de mas, es un nivel mas competitivo, así que se preparé mejor, que haga gimnasio, que coma mejor, que descanse y sobre todo que lo disfrute porque como novato sufres mas porque estas preocupado en que te salgan bien las cosas y convenzas a los coaches.

Eric, quien también jugará su tercer año de elegibilidad confesó que nunca imaginé que fuera a pasar esto, yo lo veía muy chico (a Ulises) pero gracias a Dios se han dado las cosas y es una sensación de satisfacción y orgullo ver a tu hermano pequeño siguiendo tus pasos.

Y el aludido, Ulises, jugador novato en CU y quien jugará como profundo aceptó que desde el año pasado quería subir a Liga Mayor para jugar con sus dos hermanos.

Para mi es un honor representar a la UNAM y jugar con mis dos hermanos es una cosa que siempre quise no tengo la edad pero yo quería jugar con mis dos hermanos, son como mi meta, quiero hacer lo que ellos hacen y caro jugar en un estadio Olímpico y un clásico.

El año pasado no me dejaron mis papas por la edad pero ahora tengo 19 y ya puedo jugar con ellos.

Estas son las dos dinastías que presentará la temporada 2009 de Liga Mayor en la ONEFA, misma que espera de ellos jugadas espectaculares, entrega, corazón y disciplina.

Terra

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad