En sus inicios

Así era de joven la actriz de Mamá Lucinda, la dueña del tiradero en Avenida Brasil

La interprete brasileña Vera Holtz tiene una carrera consolidada en todo latinoamerica. Para personificar a mamá Lucinda tuvo que hacer una importante transformación para lucir como una persona en situación de calle pero en sus inicios su aspecto era muy diferente.
miércoles, 9 de septiembre de 2020 · 08:44

Las primeras imágenes de la telenovela Avenida Brasil muestran el tiradero de mamá Lucinda, un lugar donde viven familias y niños que buscan su sustento en lo que desechan los demás. Allí se criaron los personajes principales de esta historia, Nina y Jorgito bajo el cuidado de mamá Lucinda, rol interpretado por la actriz brasileña Vera Holtz.

La actriz de 66 años tuvo que atravesar toda una transformación física para lucir en la producción como una mujer avejentada pero humilde y cariñosa que criaba a los niños abandonados en la zona, además de ser una experta en consejos de vida. El sello distintivo de mamá Lucinda era su cabello blanco y su ropa en mal estado que la mostraban como una persona en situación de calle.

Vera Holtz es una actriz consolidada en las pantallas latinoamericanas y ha formado parte de muchas novelas brasileras como Passione (2010), El profeta (2006), Mujeres apasionadas (2003) y La mestiza (2004) por nombrar algunas. Su último trabajo fue en la telenovela “Amor de madre”, donde le dio vida a Kátia Brandão una villana que no se parece en nada a Lucinda. 

View this post on Instagram

Ostara

A post shared by Vera Holtz (@veraholtz) on

Vero Holtz es muy activa en sus redes sociales donde muestra galerías de fotos de sus trabajos y proyectos y también deja ver algunos aspectos de su vida personal. Es allí donde Vera ha mostrado imágenes de su carrera, y en sus inicios lucía muy diferente a cómo está ahora y muy lejos de la personificación que le dio a Lucinda en Avenida Brasil.

View this post on Instagram

A carnavalizau00e7u00e3o do teatro. #tbt

A post shared by Vera Holtz (@veraholtz) on

View this post on Instagram

E eu ainda me achava gorda.

A post shared by Vera Holtz (@veraholtz) on

Su color de pelo era castaño oscuro, su figura delgada pero hay algo que mantiene el tiempo, la sonrisa en el rostro cada vez que tiene que interpretar alguna historia ya sea en la pantalla chica, en el cine o en el teatro. Sin dudas su personaje de mamá Lucinda quedará en el corazón y en la retina de los televidentes que siguen de cerca una vez más la producción dramática brasileña más taquillera de la historia, que ha sido emitida en más de 50 países. 

View this post on Instagram

Minha foto da sorte nu00famero 1. #tbt

A post shared by Vera Holtz (@veraholtz) on