Un personaje más que querido

La triste historia de Jaimito, el cartero del Chavo que falleció durante un rodaje

El mexicano Raúl Padilla, conocido en el ambiente como "El Chato", fue el talentoso actor mexicano que le dio vida a Jaimito, el cartero; en El Chavo del 8. Durante 13 años fue parte del show, y murió mientras filmaba uno de los programas de Chespirito.
sábado, 13 de febrero de 2021 · 07:30

Si eres de los indiscutibles fans de El Chavo del 8, hay un nombre que de inmediato vendrá a tu cabeza al leer la siguiente palabra: "Tangamandapio". ¿Ya sabes de quien hablamos? Pues si no te suena familiar, deberías dudar de tu fanatismo por la exitosa serie creada por Chespirito. Pero si de inmediato recordaste a Jaimito, el cartero, esta nota es para ti.

A fuerza de sus distintas apariciones en la etapa final del programa humorístico mexicano, Jaimito se fue metiendo en el corazón de los televidentes. Sus dos frases más recordadas son "Es que quiero evitar la fatiga" cuando llegaba con su bolso y le pedía a los vecinos que buscaran si había correspondencia para ellos; y "Soy de Tangamandapio" cuando habla de su tierra natal.  

Jaimito el cartero, del Chavo del 8. Fuente: Instagram @lavecindaddechespirito

Pero detrás del simpático y holgazán cartero había una gran leyenda del cine y la televisión mexicana. Jaimito era interpretado por el famoso actor Raúl "Chato" Padilla; y fue un personaje entrañable del que pudimos disfrutar durante 13 años consecutivos en la tira (entre 1979 y 1992). Y de quien podemos seguir reviviendo sus grandes momentos gracias a la magia de internet.

Una tarea difícil

Más allá de su poca afinidad al trabajo y de su picardía que sacaba de quicio hasta al vecino más paciente de la Vecindad, Jaimito se había convertido en un vecino más. Con su enorme corazón, solía ponerse del lado del Chavo en distintas situaciones. ¡Y hasta se animaba a darle algunos consejos para distintas situaciones. 

Ilustración de Jaimito, el cartero. Fuente: Instagram @jack_artero

El trabajo de Jaimito no fue nada fácil: debió llenar el vacío que dejaron las conflictivas idas del programa de nada más y nada menos que Carlos Villagrán (Quico) y Ramón Valdés (Don Ramón). Un conflicto por los derechos de uso del personaje de Villagrán, llevaron a que el actor dejara el elenco enfrentado con Roberto Gómez Bolaños.

Y aunque su personaje le aportó una cuota de humor fresco a la Vecindad y logró mantenerlo durante 13 años, los números del programa caían a pique. Tanto que en 1992, Chespirito anunció el final del ciclo ya que los números bajos se habían convertido en una verdadera mochila de plomo.

Un actor consagrado

"El Chato" Padilla fue un reconocido actor mexicano y que tuvo participaciones en otras producciones, más allá de que su gran vidriera fue el Chavo y su personaje inignia; Jaimito, el cartero. Nacido en Monterrey el 17 de junio de 1918, su familia estuvo siempre vinculada al mundo del arte. Su padre, Juan Padilla, era el responsable de una compañía de teatro.

Raúl "el Chato" Padilla, el actor que interpretada a Jaimito, el cartero en El Chavo. Fuente: Instagram @lavecindaddechespirito

Así fue como Raúl dio sus primeros pasos en la escena teatral. Y aunque no coincidieron en El Chavo del 8 -ya que Padilla entró al programa luego de la salida de Villagrán-; ambos compartieron escena en otras películas y producciones televisivas. Y forjaron una gran amistad, que se mantuvo hasta el final de sus días. 

En la pantalla, El Chato fue haciendo su propio camino en el mundillo de la comedia. Y así fue como Gómez Bolaños lo tuvo en cuenta para renovar el elenco de su programa emblemático tas uno de los grandes quiebres. 

Además de su incursión en la comedia, Padilla incursionó y entró en la historia grande del cine mexicano. Y es que participó de 40 películas e integró el grupo "Cine de Oro Mexicano”, acompañando a estrellas como Mario Moreno Cantinflas y Angelines Fernández (Doña Clotilde o La Bruja del 71 en el Chavo).

Un triste final

Podría decirse que El Chato Padilla murió en su ley. En la autobiografía de Roberto Gómez Bolaños, el propio Chespirito da detalles de cómo fue la muerte del actor que dio vida a Jaimito. Él exitoso actor y productor cuenta que Padilla era diabético, pero que nunca se cuidó en sus comidas.

 

“Después de grabar lo estuve esperando en la escalera para demostrarle que yo también podía brincar desde el quinto escalón. Pero no bajaba. Entonces subí para ver si le pasaba algo y ya estaba muerto. Se evitó la fatiga para siempre”, escribió emocionado Chespirito.

Lo llamativo es que El Chato falleció de un paro cardíaco mientras rodaba una escena de Los Caquitos, uno de los tantos micros que produjo Chespirito.