Lujosa vida

Conoce la MILLONARIA mansión que Gustavo Díaz Ordaz le REGALÓ a Irma Serrano 'La Tigresa' en CDMX

Esta es la millonaria propiedad que marcó la carrera de 'La Tigresa' y que le habría regalado el ex presidente Gustavo Días Ordaz.
miércoles, 1 de marzo de 2023 · 20:35

Recientemente se informó sobre la muerte de la actriz Irma Serrano, quien fue una de las divas del cine nacional y que entre los capítulos de su vida, tuvo un tórrido romance con Gustavo Díaz Ordaz, ex presidente de México que le regaló una millonaria mansión a 'La Tigresa' para que viviera en la CDMX y hoy, la recorreremos. 

La imponente mansión de 'La Tigresa' se encontraba en la CDMX y era un sitio habitual para los curiosos quienes paseaban afuera de sus jardines para poder obtener una imagen de Irma Serrano, la gran actriz que cautivó al ex presidente de México, Gustavo Díaz Ordaz

Decorada al estilo rústico muy popular en aquella época, fue como Irma Serrano llenó los espacios de la millonaria mansión que fue un regalo de su amante, se dice que pese a ser una hermosa mujer, 'La Tigresa' vivió sola en la inmensa casa durante muchos años. 

Aunque se trató de un amor prohibido debido a que Gustavo Díaz Ordaz era casado, esto no impidió que el romance floreciera y que fuera una etapa linda para Irma Serrano, quien en vida aseguró que fue muy feliz rodeada de lujos. 

Muebles con baño de oro, reliquias traídas de todas partes del mundo y grandes espacios, fueron los alicientes que llenaron de vida la millonaria propiedad de 'La Tigresa' ubicada al sur de la CDMX, para estar cerca de Gustavo Díaz Ordaz, quien desembolsó una gran cantidad de dinero por el espacio.

Con el afán de ganar algo de dinero para sobrellevar sus últimos años, 'La Tigresa' y su familia montaron un spa dentro de la millonaria mansión que le regaló un antiguo amor, por lo que aún puede ser visitada por los curiosos en la calle Peñas de Lomas de San Ángel en la CDMX.

'La Tigresa' no pasó sus últimos años dentro de la millonaria mansión que le regaló Gustavo Díaz Ordaz pero, siempre guardó un cariño especial por la hermosa propiedad en la que disfrutó la vida.