Información que cura

Qué es una luxación y en qué se diferencia de un esguince y una fractura

Son pocas las personas que pueden identificar con claridad cuando una lesión se trata de una luxación, un esguince o una fractura.
miércoles, 14 de octubre de 2020 · 11:33

Todos hemos sufrido una lesión en alguna parte de nuestro cuerpo, sin embargo, son pocos los que pueden identificar con claridad cuando se trata de una luxación y en qué se diferencia de un esguince y una fractura. Aquí te lo explicamos.

Empecemos por explicar que una luxación es la dislocación de una articulación, de manera que se produzca una pérdida de contacto entre la estructura ósea y las superficies articulares.

Comúnmente se le conoce como la salida de un hueso de su lugar, pero sin que exista una rotura, aunque sí que suele darse daños en los nervios o en los ligamentos.

La principal causa de las luxaciones tiene que ver con los traumatismos fuertes y resulta bastante doloroso para el paciente.

En casos graves e inusuales, las luxaciones pueden amenazar la vida o la viabilidad de un miembro o producir una disfunción permanente de éste.

Diferencias con un esguince y una fractura

Al esguince podemos definirlo como un estiramiento o desgarro de los ligamentos que se encuentran alrededor de una articulación, pero sin que los huesos se salgan de su lugar.

El esguince aparece en el momento en el que esos ligamentos se estiran demasiado, pudiendo darse una rotura. Las reacciones más habituales suelen ser dolor e inflamación de la zona.

Estos son sus grados de complicaciones:

  • El primer grado supone un estiramiento sin rotura.
  • En el segundo, la rotura es parcial.
  • El tercero, yel más grave de todos, tiene lugar la rotura del tejido ligamentoso.

Fractura

La diferencia entre una luxación, un esguince y una fractura es que en esta última existe una rotura en la estructura de un hueso.

Además, es posible que en la rotura, el hueso sea capaz de romper la piel y sea visible a simple vista. A esto se le conoce como fractura expuesta.

Las causas más habituales de las fracturas son las caídas de gran magnitud, lesiones deportivas y accidentes viales.

El dolor de las fracturas es muy grande e intenso, y muchos casos se necesita intervención quirúrgica.

 

DBO

Otras Noticias