VIDA SANA

¿Por qué a los adultos mayores les cuesta más dormir bien?

Conciliar el sueño, dormir bien y lograr un óptimo descanso puede ser una tarea difícil de concretar para los adultos mayores. Leé la nota y conocé las principales razones.
jueves, 28 de octubre de 2021 · 07:01

Dormir suele ser una actividad compleja en ancianos debido a las modificaciones que sufre su reloj biológico a medida que ingresan a la tercera edad. Es por eso que se dificulta cada vez más conciliar el sueño y los inconvenientes crecen cuando los abuelos conviven con sus familiares, ya que habitualmente manejan otros horarios de descanso con respecto a los ancianos. Tal es así que los adultos mayores suelen dormirse muy temprano en la noche y estar activos en las primeras horas de la mañana.

En geriátricos también suelen presentarse algunos problemas al momento de conciliar el sueño, generalmente provocado por la falta de planificación que tienen los dueños de los hogares para con los adultos mayores. En consecuencia, se aconseja brindarles unas rutinas diarias que le permitan dormir con facilidad y tener un descanso óptimo. Por ejemplo, sería apropiado que los abuelos realicen actividades físicas en la mañana, una siesta de 30 minutos y tareas lúdicas en la tarde; una vez que llega la hora de irse a la cama, 60 minutos antes se deben desconectar todas las pantallas y apagar celulares.

Según el equipo de especialistas de la Clínica Sonno, hay tres trastornos del sueño que se presentan a la hora de dormir en ancianos. El primero se refiere a la apnea del sueño que es un problema que consiste en las pausas en la respiración asociadas a los molestos ronquidos. Este problema al momento de lograr el descanso se puede presentar por sobrepeso o genética.

El síndrome de las piernas inquietas afecta a los adultos mayores en su afán por dormir y se refiere al movimiento continuo para aliviar molestias. Esta actividad se presenta con frecuencia cuando la persona está descansando en una cama o sofá, por lo tanto el sueño estará interrumpido constantemente.

Foto: Pexels

Por último, los abuelos suelen presentar insomnio y, por ende, dificultades para lograr dormir. Esto repercute en el descanso debido a que los ancianos interrumpen su sueño a menudo y se les dificulta volver a descansar al punto tal de dar vueltas y vueltas en la cama. Lógicamente este trastorno afecta en las actividades del siguiente día.

Foto: Pexels

 

Otras Noticias