JARDÍN

Así puedes cultivar clavo de olor en maceta o el jardín

El jardín o el hogar que cuente con un clavo de olor tendrá garantizado un ejemplar con múltiples funciones para la gastronomía y salud.
martes, 28 de diciembre de 2021 · 12:03

En el jardín o en una maceta en el interior del hogar podemos cultivar clavo de olor, uno de los ejemplares más vitales y con aromas exquisitos que perfumarán todo lo que se encuentre a su alrededor. En gastronomía es muy utilizado ya que aporta un aroma exquisito y algo de picor a las preparaciones. A la vez que también tiene distintos usos medicinales de larga historia, aunque el más popular de ellos es el alivio del dolor de muelas.

El clavo de olor es una de las plantas con más mayor cantidad de propiedades aromáticas. Y sus hojas lanceoladas y sus yemas florales presentan un color pálido que después pasa al verde, para finalmente cambiar a un color rojo brillante que indica que ya está lista para ser cosechada. Este ejemplar es un botón o capullo del árbol del clavo o clavero, una especie perenne que puede ser fácilmente cultivado en el jardín o maceta. Esto te permitirá cosechar tus propios clavos y disfrutas de su inigualable aroma.

Cultivar clavo de olor en tu jardín será simple y algo que vas querrás repetir debido a que estas plantas actúan como repelentes para plagas, además de los beneficios en distintas preparaciones culinarias. En ambientes internos, el ejemplar puede crecer hasta 5 metros, mientras que si es cultivado en el parque, su altura ascenderá hasta los 20 metros.

Se puede iniciar con el esqueje de un árbol madre o de semillas, para esto último necesitaremos semillas frescas y no disecadas, por lo tanto, no se podrá utilizar las que se comercializan como especia para coctelería o gastronomía. El procedimiento para tenerlo consiste en colocar las semillas frescas sobre el sustrato, sin introducirlas. La tierra deberá estar preparada en una maceta con un buen drenaje. El paso a seguir será regar y cubrir con plástico para acelerar la velocidad de la germinación del clavo de olor.

Foto: Pixabay

La maceta deberá estar posicionada en un lugar donde la luz solar ingrese de forma directa, por lo tanto se sugiere ubicarla cerca de una ventana grande. Tanto en el interior como en el exterior se le debe otorgar la mayor cantidad de horas de luz posible. En lo que respecta al regado, este debe ser reiterativo y con abundante agua, aunque sin ahogar el clavo de olor ya que sus raíces se pudrirán.

Foto: Pixabay