Salud

¿Qué beneficios tiene el té de jengibre con cúrcuma?

Además de que son muy saludables, al combinar estos ingredientes se producen mejores efectos
miércoles, 19 de enero de 2022 · 16:06

El jengibre y la cúrcuma son plantas que tienen mucha similitud física, con un origen común en el sur de la India y es común que se consuman en , pues además de su agradable sabor, tienen muchos beneficios, pero tomarlos combinando tienen aún mejores efectos.

Pese a que por fuera tienen en común el aspecto de una raíz torcida, al cortarlas, el jengibre es de un tono amarillo, mientras que la cúrcuma se destaca por un fuerte color naranja. En gastronomía ambos son muy utilizados, ya sea para dar olor o color, sin embargo, también son muy benéficos para la salud, como indican varios estudios, por lo que tomar un con ambos alimentos tiene grandes aportaciones, como los siguientes:

  • Previenen tumores cancerígenos

Según un artículo de la Universidad Complutense de Madrid, la cúrcuma tiene la capacidad de inhibir el crecimiento de tumores, además de que beneficia a la regulación de sus síntomas como la fatiga e insomnio, al igual que el jengibre, el cual posee sustancias antioxidantes y antimicrobianas.

  • Ayudan a quemar grasa corporal

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Frontiers in Pharmacologya, la cúrcuma ayuda a la pérdida de peso y un mejor control metabólico en algunos pacientes con obesidad. Mientras que la Universidad de Ciencias Médicas reveló que el jengibre también modula la obesidad en el ser humano.

  • Funcionan como antiinflamatorio y antimicrobiano

La revista Frontiers in Pharmacologya, publicó que la cúrcuma tiene sustancias antimicrobianas que actúan como un protector de las paredes del estómago y además elimina las bacterias en el organismo. En el caso del jengibre, un estudio publicado en la Nutrition Journal señala que esta raíz tiene agentes antiinflamatorios.

  • Son benéficos para pacientes con diabetes

Un estudio de la Universidad de Ciencias Médicas indica que consumir el extracto de jengibre, ayuda a regular los niveles de glucosa en la sangre, además de la mejora en la sensibilidad de la insulina en el cuerpo. Mientras que otra investigación de la Universidad de Michigan también encontró que la cúrcuma tiene el efecto regulador de glucosa.

Para obtener mejores resultados, es recomendable tomar el té de cúrcuma y jengibre en ayunas y esperar unos 30 minutos antes de desayunar. Asimismo, no es aconsejable tomar más de una taza diaria.