Se hizo justicia

¿Quién es Diego Santoy y qué hizo? El Asesino de Cumbres al fin recibió sentencia definitiva

El joven de 36 años cometió el crimen cuando tenía 21. Apeló una sentencia de 138 años y hoy está sentenciado a 71 años en prisión por varios cargos
miércoles, 3 de marzo de 2021 · 09:28

Diego Santoy Riveroll, asesino confeso de los menores Erik y Fernanda Peña Coss, fue sentenciado a 71 años de prisión por los crímenes cometidos en 2006. El caso del "Asesino de Cumbres" ocurrió en una casa de la colonia Cumbres Segundo Sector, al norte de Monterrey, Nuevo León. 

Un juez penal notificó el lunes la ratificación a Santoy, actualmente de 36 años, por los delitos de homicidio calificado, homicidio calificado en grado de tentativa, robo calificado, y privación ilegal de la libertad en su carácter de secuestro en un caso que ha tomado más de quince años y que ha tenido diferentes versiones.

Fue un 2 de marzo de 2006 cuando ocurrieron los hechos. Erika Peña Coss y Diego Santoy habían terminado su relación y el descontento en él lo llevo a infiltrarse en la casa de la familia Peña Coss en la colonia Cumbres para volver con su pareja.

Tras una discusión, la joven se negó y causó la furia del llamado "Asesino de Cumbres" que privó de su vida a los dos menores quienes supuestamente atendieron al escándalo de la pelea.

Tras lo ocurrido, Santoy intentó asesinar a su pareja y privó de su libertad a la trabajadora doméstica de la casa Peña Coss, Catalina Bautista, para después huir en un auto robado a Erika con rumbo a Oaxaca, donde fue detenido junto con su hermano y trasladado de vuelta al estado de Nuevo León para ser remitido en el Penal estatal de Cadereyta, donde ha estado desde entonces.

En una primera versión de los hechos, Diego Santoy declaró su culpabilidad, sin embargo admitió que que su ex novia, Erika Peña Coss también había estado involucrada en los homicidios dolosos de sus hermanos menores, asegurando una enfrenta familiar e incluso declarando que la joven fue la autora intelectual de los hechos.

Posteriormente modificó su testimonio inicial asegurando que una relación sentimental con la madre de Erika Peña, había ocasionado la furia de la joven y esa había sido la razón de delito.

“Yo estoy dispuesto a pagar por lo mío, pero por lo tuyo no”, le dijo Diego a Erika en un careo ante lo que ella respondió: “mis manos están limpias, al igual que mi alma” declaró Santoy contra Erika en uno de los careos.

En 2010, el "Asesino de Cumbres" había sido sentenciado a 138 años de prisión, pero al apelar se le redujo la pena a 71 años y en febrero del año pasado, Santoy Riveroll ganó un amparo en el que solicitaba la repetición de los careos frente a las partes acusadoras: Erika Peña Coss, Azura Peña Coss, hermana de Érika y Tere Coss, madre de las víctimas, las cuales no pudieron ser localizadas. 

Diego Santoy contrajo nupcias estando en prisión con una de las fundadoras de uno de sus grupos de admiradores, pues el caso trascendió al punto de volverse parte de la "cultura popular". Por su parte, Erika vive en el estado de Guanajuato junto a su esposo. 

Además de la condena de 71 años misma que ya fue ratificada, Santoy tendrá que pagar 337 mil pesos por reparación de daños, físicos, morales y psicológicos, tanto a la familia de las víctimas, como a su ex pareja y a la empleada doméstica que fue privada de su libertad. 

mgm