0

Ataque contra el Borussia: todo por dinero

21 abr 2017
11h23
  • separator
  • comentarios

El atentado contra el autobús del equipo del BVB en Dortmund tenía el objetivo de hacer caer la cotización de las acciones bursátiles del club. El autor de las explosiones pretendía así enriquecerse.Deutsche Welle: Ahora sabemos que el motivo tras las explosiones del autobús del Borussia Dortmund fue la avaricia. El autor del suceso quería provocar la caída de las acciones en bolsa del BVB, causando el mayor número de muertos posibles y sacar así provecho económico. ¿Es un ejemplo especialmente pérfido de avaricia en la historia de los mercados bursátiles?

Max Otte: Siempre ha habido manipulación criminal del mercado, pero esto es un hecho altamente criminal y es un caso muy extremo. Algo así no suele suceder con frecuencia, pero no lo clasificaría como un caso excepcional. El autor del atentado fue muy tonto, porque se dejó atrapar. Creo que este tipo de hechos seguirán sucediendo, pero no de esta manera y sin regularidad.

Más información:

-Atentado contra el Dortmund: no habría cómplices

-Detienen al presunto autor del ataque al bus del Borussia Dortmund

¿Conoce otros casos históricos en los que la violencia física manipuló los mercados?

Circulan teorías sobre algunas personas con certificados de opción* que, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, se han convertido en personas muy ricas. Yo no lo descartaría del todo. Es decir, no hay confirmaciones, pero no lo descartaría del todo. El tema del 11 de septiembre siempre tiende a difamarse con mucha rapidez y tildarse como teoría de la conspiración, pero hasta ahora no hay nada aclarado. Por eso, y desde mi punto de vista, existe la posibilidad de que el mismo Bin Laden tuviera certificados de opción. El 11 de septiembre es, para mí, en la historia reciente, el ejemplo más notable de que podría suceder algo así. No se me ocurren otros ejemplos.

Ahora hablamos de violencia física. No es la única manera de manipular las cotizaciones. ¿Qué otras posibilidades se le ocurren?

Hay muchas. Es conocido que los especuladores intentan, a veces, acaparar mercados completos. Espectacular fue el caso de los hermanos Hunt, quienes intentaron hacerse con todo el mercado mundial de plata en los años 70, para así manipular su precio. O también George Soros, quien apostó contra la libra esterlina a través de ventas cortas** y al final tuvo éxito.

Estas actividades financieras se hallan en zonas grises o dudosas. ¿Pero qué sucede con las realmente ilegales?

Se dice que incluso los Rockefeller se quitaron a sus competidores de encima para erigir su imperio petrolero y ferroviario. Pero esto ya no se puede comprobar en la actualidad. En general, estos asuntos no se suelen aclarar. Nuestras autoridades no tienen mucho éxito en la persecución de estos delitos. Yo parto de la idea de que los mercados se manipulan una y otra vez y que la cifra es bastante alta.

El delincuente que atacó al bus del BVB quería volverse rico a través de certificados de opción. ¿Estos mecanismos son un aliciente para criminales que actúan solos y pueden influir en las cotizaciones?

Para hacer algo como el atentado en Dortmund se tiene que ser un criminal. En general, no diría que esos certificados aumentan la pasión de las personas por las apuestas, porque creen tener una opinión sobre la cotización de las acciones en bolsa. Es un estímulo para apostar, pero no aumenta la disposición a cometer un delito. Sería ir demasiado lejos.

Si el autobús del BVB hubiese volado por los aires, las acciones estarían por los suelos y el criminal sería un hombre muy rico. ¿Tiene un acto así posibilidades de convertirse en un éxito?

A corto plazo, sí. Si hubiese funcionado. Pero no puedo imaginarme que un banco no se percate de que alguien, que normalmente no tiene muchos negocios, sea de repente muy activo. Pero si los delincuentes no son tan tontos como el autor del atentado, sino profesionales, habría una cifra muy alta. Esto abarcaría, sobre todo, al ámbito de ventas cortas, que funcionan de manera similar.

Max Otte es catedrático de empresariales en la Universidad de Worms. Es cofundador del Instituto de Desarrollo de Bienes y Gestor de Fondos.

*Con los certificados de opción, los inversores se aseguran el derecho de comprar o vender una acción dentro de un periodo y a un precio determinados. El autor del atentado apostó con la opción put (de venta) que haría caer la cotización de las acciones de BVB .

** En las ventas cortas, los compradores y vendedores acuerdan una compraventa de acciones en el futuro. Al final del negocio, el vendedor de las acciones no puede poseer ninguna.

Nicolas Martin (RMR/DZC)

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad