6 eventos en vivo

La violencia en la RDC causa un millón desplazados, según la ONU

21 abr 2017
06h09
  • separator
  • comentarios

La ONU alertó hoy que los combates entre la milicia tribal Kamuina Nsapu y las fuerzas gubernamentales de la República Democrática del Congo (RDC) han provocado un millón de desplazados desde agosto, cuando el Ejército mató al líder de este clan tradicional, lo que causó la radicalización de sus seguidores.

De acuerdo con la ONU ha habido 400 muertos desde agosto, dos de ellos trabajadores humanitarios.

La ola de violencia, que ha forzado a 600.000 niños a huir de sus hogares, se ha focalizado en la región de Kasai Central, una de las más pobres del país y en la que se han concentrado las acciones de los miembros de la milicia contra las instituciones del Estado.

El aumento considerable del número de desplazados -que la organización multilateral contabilizó en 200.000 en el último recuento- se debe al recrudecimiento de los enfrentamientos en los primeros tres meses de 2017, dijo en rueda de prensa el portavoz de Unicef, Christophe Boulierac.

Según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), más de 1,5 millones de niños se han visto afectados por este conflicto en el que, además, han tomado parte activa, dado que, según denunció el representante interino de esta agencia en RDC, Tajudeen Oyewale, al menos 2.000 menores han sido reclutados por la milicia.

"El reclutamiento de niños es inaceptable y nuestro objetivo es impedir que se vean involucrados en las acciones de los grupos armados", aseguró el trabajador humanitario.

El trabajo conjunto de Unicef y las autoridades congoleñas ha facilitado el rescate de 384 de los menores que se contabilizaban entre las filas de los rebeldes, explicó por teléfono Oyewale, que acaba de regresar de Kananga, la capital Kasai Central-

Como consecuencia de la rebelión para vengar la muerte del caudillo del clan tradicional, 300 niños han sido heridos de gravedad y 1.000 más han sido separados de sus familias.

La crisis en la región ha tenido "un impacto devastador" en el sistema educativo y sanitario de la región, dado que al menos 350 escuelas han sido destruidas y uno de cada tres hospitales no está en funcionamiento, con lo que el riesgo de propagación de enfermedades como la malaria, es cada vez mayor.

Además, Unicef ha registrado 28.000 casos de malnutrición aguda entre los niños de la región, una emergencia que necesita de financiación internacional, aseguró Oyewale, que recordó que Unicef tan solo ha recaudado 3,5 de los 20,6 millones de dólares solicitados para paliar la situación.

Por otro lado, el repunte de la violencia ha forzado a más de 11.000 personas a buscar refugio en Angola, según cifras distribuidas hoy por el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Más de 9.000 llegadas se han producido tan solo en abril.

La mayoría de los desplazados llegaron a Dundo, capital de la provincia norteña de Luanda, en condiciones "desesperadas", sin haber tenido acceso a agua potable, comida o refugio durante días, dijo en rueda de prensa el portavoz de ACNUR, Babar Baloch.

Es especialmente preocupante para ACNUR la salud de niños desplazados, que están malnutridos y muchos sufren de malaria, diarrea o fiebre, una situación que ya se ha cobrado la vida de dos menores refugiados en Uganda.

Por ello, ACNUR enviará un equipo de emergencia a la región norteña del país africano con un cargamento de tiendas, kits de cocina, mantas, mosquiteras, colchones y otros productos de primera necesidad.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad