Astronomía

NASA comparte impresionante FOTO de dos fenómenos ocurridos simultáneamente en la Tierra

Dos fenómenos que suelen darse en la atmósfera superior coincidieron dejando una imagen para el recuerdo que la propia NASA se encargó de compartir
miércoles, 19 de agosto de 2020 · 08:42

La NASA siempre comparte todo tipo de eventos y fenómenos que ocurren en el espacio para que el público se interese en la astronomía. En esta ocasión, ha publicado una impresionante foto de dos fenómenos comunes en la atmósfera superior, pero que se dieron simultáneamente.

Se trata de la aurora y la luminiscencia nocturna (Airglow), dos fenómenos bien coloridos y que han ocurrido al mismo tiempo justo antes del amanecer. Esto permitió la foto que compartió la NASA con vista desde la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés).

Lo que se ve, según explica la NASA, son las volutas verdes de la aurora boreal coronadas de rojo que se cruzan con la banda del resplandor nocturno rojo-amarilla justo cuando la ISS pasa por el sur de la península de Alaska. Además, hay un azul al horizonte que se agrega por el Sol naciente, detrás de la extremidad de la Tierra. La luz de las ciudades de la Columbia Británica y Alberta, Canadá, se unen a la luz de las estrellas para salpicar el paisaje celeste de la madrugada.

¿Qué son la aurora y la luminiscencia nocturna?

La aurora y la luminiscencia nocturna son dos fenómenos producidos por diferentes procesos físicos, según explica la propia agencia espacial.

La luminiscencia nocturna es un tipo de quimioluminiscencia: emisión de luz de las interacciones químicas entre oxígeno, nitrógeno y otras moléculas de la atmósfera superior. Ocurre en todo momento en la Tierra. Aunque, este resplandor nocturno es más fácil de detectar sobre la Tierra oscura que la luminiscencia diurna, ya que su brillo es sólo una mil millonésima parte del brillo del Sol.

En tanto, la aurora surge de las interacciones de la energía solar y el campo magnético de la Tierra. Éste último canaliza la energía hacia la atmósfera superior, donde interactúa con los mismos átomos de la luminiscencia (principalmente oxígeno y nitrógeno). Esto explica que ambos puedan producir colores parecidos.

Aunque, sólo la naturaleza dinámica del campo magnético provoca el movimiento de la energía solar de forma irregular, lo que hace que cada aurora sea un verdadero espectáculo lleno de colores.

Más de