Increíble

NASA aprueba escudo para proteger a la Tierra del impacto de asteroides y evitar el Armagedón

Se trata del proyecto Sutter Ultra, desarrollado por la empresa estadounidense TransAstra, formada por ex ingenieros de la NASA y el Laboratorio de Propulsión a Chorro
jueves, 29 de abril de 2021 · 17:04

La NASA ha aprobado recientemente la primera fase de un sistema que protegería al planeta Tierra del impacto de peligrosos asteroides.

Se trata del proyecto Sutter Ultra, desarrollado por la empresa estadounidense TransAstra, formada por ex ingenieros de la NASA y el Laboratorio de Propulsión a Chorro. El objetivo fundamental es construir sistemas que permitan la expansión de la humanidad a través del sistema solar.

Pese a que actualmente existen mecanismos que observan y predicen los movimientos de los asteroides más grandes cerca de la Tierra, aún hay millones de objetos desconocidos que podrían evadir la detección y poner en peligro a nuestro planeta.

El proyecto Sutter Ultra podrá localizar y rastrear asteroides de cinco kilómetros de diámetro 400 veces más rápido que cualquier otro sistema de detección actual, lo que permitiría un mayor margen de tiempo para interceptarlos con éxito y, en el peor de los casos, prepararse para un posible impacto.

TransAstra estima que la construcción del escudo de telescopios para proteger la Tierra costaría cerca de 400 millones de dólares y constaría de tres satélites que orbitarían el sol en paralelo a nuestro planeta

Cada satélite contendrá matrices de más de 100 telescopios de 30 centímetros cada uno, dispuestos de tal manera que cubran un amplio campo de visión. Estos arreglos rotarán cada cinco horas y la imagen de cada uno de los telescopios será combinada y procesada por algoritmos de inteligencia artificial para poder encontrar objetos de tan solo 5 metros de diámetro.

 Los satélites se lanzarían al espacio en un solo vuelo desde el cohete Falcon 9 de una compañía. SpaceX .

Este sistema ayudará a detectar con mayor tiempo los asteroides que se dirigen a la Tierra y así evitar tragedias como el meteorito Chelyabinsk, que explotó en el espacio aéreo ruso en 2013, hiriendo a casi 1,500 personas y causando pérdidas multimillonarias en daños a la propiedad. 

El meteorito Chelyabinsk tenía solo 17 metros de diámetro y la explosión que causó fue 31 veces más fuerte que la de la bomba atómica de Hiroshima. 

 

DBO

Más de

Otras Noticias