2 eventos en vivo

Renault ha paralizado fábricas también fuera de Francia por los ciberataques

14 may 2017
13h37
  • separator
  • comentarios

El grupo automovilístico Renault ha suspendido la actividad, total o parcialmente, en varias de sus plantas en Francia, pero también en otros países, para impedir la propagación de los virus informáticos que le han afectado por los ciberataques que se han producido desde el pasado viernes.

Una portavoz del fabricante francés explicó a Efe que "hay ciertas plantas que han tenido que suspender parcial o totalmente la actividad" y eso "no sólo en Francia".

La portavoz, que no quiso dar nombres ni de las factorías ni de los países concernidos -"no damos la situación fábrica por fábrica"-, insistió en que se prevé que "en la gran mayoría" se pueda volver a la normalidad "de aquí a mañana por la mañana".

También hizo hincapié en que "las medidas que se han tomado son para que los virus no se propaguen".

La portavoz dijo no poder cuantificar ni el número de ordenadores infectados ni la magnitud del problema, una cuestión que quedará para más adelante: "la prioridad es hacer el diagnóstico".

Según empleados y representantes sindicales de la planta que Renault tiene en la ciudad francesa de Douai, cerca de la frontera belga, sus cadenas de montaje no estarán en funcionamiento mañana debido a los ciberataques.

La dirección envió hoy mensajes por teléfono de sus empleados para señalarles que la producción de coches estaría suspendida durante el lunes, e indicarles que esa decisión se tomó "para permitir a los equipos informáticos continuar su trabajo para asegurar la producción".

Renault es la única gran empresa o institución que en Francia ha reconocido haber sido víctima de esta oleada de ciberataques que se ha extendido por un centenar largo de países de todo el mundo.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad