VIDA SANA

Así incide la sal en el Alzheimer

Especialistas determinaron que la sal no solo es mala para quienes sufren hipertensión, sino que también podrá causar Alzheimer y dañar el cerebro.
domingo, 23 de enero de 2022 · 09:02

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que afecta a millones de persona en todo el mundo y que se manifiesta como un deterioro cognitivo con trastornos conductuales. Si bien ser causado por distintos hábitos, el consumo excesivo de sal y sal agregada en comidas es uno de los más dañinos ya que afectará al cerebro y desencadenará en dicha enfermedad.

A las enfermedades cardiovasculares e hipertensión, causadas en ocasiones por una mala alimentación y la ingesta en exceso de sal, se le suma el Alzheimer, según un estudio realizado en Estados Unidos. El estudio analizó la relación entre las actividades neuronales y el flujo sanguíneo profundo en el cerebro, específicamente poniendo énfasis en el consumo de sal y sus consecuencias en el cerebro, incrementando el deterioro cognitivo.

La investigación explicó cómo modifica el flujo sanguíneo al hipotálamo cada vez que la persona ingiere sal. “Cuando las personas consumen alimentos salados, el cerebro los detecta y activa las neuronas que desencadenan la liberación de vasopresina. Se trata de una hormona antidiurética que desempeña un papel clave en el mantenimiento de la concentración adecuada de sal en el cuerpo”, manifestó Javier Stern, especialista en neurociencia e integrante del equipo de científicos.

En consecuencia, luego de los resultados publicados, se estima que los mismos investigadores y otros académicos recalen en los mecanismos del exceso de sal en el bienestar del cerebro y las funciones cognitivas, poniendo énfasis en cómo la hipertensión podría afectar a la salud cerebral. Es por eso que expertos recomiendan disminuir considerablemente la ingesta de sal para prevenir el Alzheimer.

Foto: Pixabay

Por último resulta fundamental dar a conocer otro dato de la investigación, en donde se afirma que la ingesta de sal en exceso y de forma crónica podrá causar una hiperactivación de las neuronas vasopresina, induciendo a una hipoxia excesiva, causando un daño irreparable en el cerebro, tal como puede suceder con el Alzheimer.

Foto: Pixabay

 

Otras Noticias