Todo un desafío

Entrenamiento y dieta: los secretos de la transformación de Tom Ellis para darle vida a Lucifer

El actor de 41 años tuvo que realizar un importante cambio físico para interpretar al diablo en una de las series más vistas de Netflix. Rutinas de entrenamiento y una dieta estricta son algunas de las claves para lograr un cuerpo para el pecado.
martes, 8 de septiembre de 2020 · 10:21

Lucifer es una de las series más buscadas en todo el mundo y fue lo más visto en Netflix en agosto. Uno de sus principales atractivos es la trama que gira en torno a la decisión del mismisímo diablo de salir del infierno para visitar la tierra y así ver cómo viven los humanos. 

Es aquí donde cobra importancia el trabajo del actor Tom Ellis de 41 años, quien ha tenido que realizar una importante transformación física para darle vida a Lucifer. El actor alcanzó cierto reconocimiento con su papel en la serie Miranda que estrenó en 2009 y finalizó en 2015, pero fue mundialmente conocido con Lucifer.

Ellis se tuvo que someter a una exigente rutina de entrenamiento para poder lucir como el diablo en la serie del gigante del streaming. Pues Lucifer es muy coqueto se podría decir que metrosexual ya que tiene muy en cuenta su imagen y hace gala de sus músculos cuando puede.

Tom Ellis va al gimnasio como mínimo seis veces por semana para trabajar en el aumento de su masa muscular y también quemar grasa. Esto lo acompaña con una dieta saludable que cumple de forma estricta y que contiene mucha verdura, fruta, proteína y también huevos. 

Cómo se puede ver en las fotos, Tom hoy luce bastante diferente a cuando interpretaba el papel de Gary Preston en la serie de comedia de la BBC, Miranda. Hace cinco años atrás el artista tenía un look más juvenil e inocente al de hoy donde deleita a sus fans con un cuerpo para el pecado. 

View this post on Instagram

Thought Iu2019d join the fun #tenyearchallenge

A post shared by Tom Ellis (@officialtomellis) on